Italia defiende la solidez de su banca y pide tiempo a los mercados

Roma, 3 ago (EFE).- El Gobierno italiano salió hoy en defensa del sistema bancario del país, el cual, dijo, demuestra “solidez”, y pidió tiempo a los mercados, que dieron un respiro a los títulos de la banca en Milán, para valorar las medidas ya tomadas en el sector.

El ministro italiano de Economía, Pier Carlo Padoan, fue el encargado de defender la acción del Gobierno de Matteo Renzi en el ámbito de los bancos, asediados en la bolsa por las incógnitas que plantea su abultada cartera de créditos de dudoso cobro.

Preguntado por la situación en la Cámara de Diputados, Padoan aseguró que la banca italiana está lejos de sufrir una “crisis sistémica”.

“El sistema bancario no está en una situación de crisis sistémica ni es fuente de vulnerabilidad para otros sistemas bancarios”, zanjó el ministro respecto a la salud de los bancos italianos y sobre un eventual contagio de su situación a otras entidades europeas.

Se refirió a los resultados que cinco entidades italianas obtuvieron en los test de estrés anunciados el pasado viernes por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés) y estimó que “confirman la solidez del sistema”.

Padoan consideró que las pruebas demostraron una “buena capacidad de resistencia” del sector “con una sola excepción”, Banca Monte dei Paschi di Siena (MPS).

En esos test el único banco europeo que no cumplió con los criterios exigidos en la hipótesis de que se produzca un deterioro extremo del entorno macroeconómico fue precisamente el MPS, especialmente afectado por su cartera de créditos morosos.

“A la luz de la severidad de la prueba, de la larga y difícil fase de recesión de la economía italiana y de las tensiones repetidas sobre los intermediarios financieros de los últimos años se trata de un resultado que confirma la solidez del sistema”, valoró Padoan sobre los test.

En el caso del MPS, el ministro estimó que “la metodología de la EBA ha resultado especialmente perjudicial” y agregó que “cristaliza para toda la duración del ejercicio algunas fragilidades y no tiene en consideración las operaciones ordinarias y extraordinarias que la dirección asumiría para atenuar el impacto de un escenario adverso”.

Lo que Padoan quiso transmitir a los diputados en el caso del banco toscano es que los test de la EBA han tomado “una fotografía” de la entidad en un momento determinado, pero no han tenido en cuenta, por ejemplo, el plan anunciado el mismo viernes para despojarse de parte de sus créditos morosos y ampliar capital.

La intervención de Padoan ante los diputados se produjo al día siguiente de una jornada negra para los valores bancarios en la Bolsa de Milán, especialmente para el MPS, que perdió más de un 15 % en medio de una gran inestabilidad sobre todo el sector bancario del país.

Padoan aludió también a que sobre el comportamiento en el mercado bursátil de los títulos bancarios en los últimos días han podido influir “informaciones del todo fantasiosas e instrumentalizaciones que terminan por dañar al sector y al país”.

En contraposición a lo que ocurrió el martes, cuando los bancos, como gráficamente describieron algunos operadores, se dieron “un baño de sangre”, la jornada del miércoles terminó en el mercado lombardo con subidas de los títulos de las entidades financieras.

Además, se conoció un informe de la agencia de calificación de riesgo Moody’s, que consideró que el riesgo de que las empresas no financieras italianas se vean afectadas por una reducción de los préstamos bancarios por la situación de la banca es “limitado”.

Según la agencia, la mayoría de esas empresas no resultarían afectadas por una eventual restricción de la actividad de préstamo porque pocas de ellas dependen de las líneas de crédito que los bancos tendrían que revocar o reducir por su situación.

“La exposición de las compañías italianas a los préstamos de la banca es limitada y pocas dependen de créditos no comprometidos a corto plazo. Hay algunas excepciones, principalmente en el sector de la construcción”, agregó Moody’s.

No obstante, consideran los autores del informe que en ese ámbito concreto -ciertamente no uno de los sectores económicos más determinantes de la actividad empresarial en Italia- las empresas podrían enfrentarse a “problemas de liquidez si los bancos cancelan sus créditos no comprometidos”.

Acerca de ProfesionalesHoy 15404 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy