España vuelve a cobrar por bonos a 3 años y se acerca al 0 por ciento en los de 5 años

Madrid, 4 ago (EFE).- El Tesoro español ha vuelto hoy al mercado por primera vez desde que se conocieron los resultados de las pruebas de estrés de la banca europea, y lo ha hecho con una gran tranquilidad, que le ha permitido cobrar de nuevo por los bonos a 3 años indexados a la inflación y acercarse al 0 % en los de 5 años.

En total, España ha captado 3.041 millones de euros en las tres emisiones subastadas: bonos a 5 años, obligaciones a 15 y bonos a tres años indexados a la inflación, con unos intereses negativos en este último caso e inferiores en los otros dos.

Según los expertos consultados por Efe, las nuevas caídas de los rendimientos se deben, entre otras cosas a las agresivas medidas del Banco Central Europeo para fomentar el crecimiento, a lo que se unen, en el caso de España “los buenos datos de empleo, el incremento de la probabilidad de formación de Gobierno”, y “la fortaleza que muestra el mercado”, pese a factores negativos vividos en las últimas semanas.

En concreto, y según los datos del mercado, en la subasta de bonos indexados se han emitido 530 millones de euros, que han salido con un interés del -0,337 % frente al -0,087 % de la puja anterior comparable, celebrada el 7 de mayo de 2015, que fue la primera vez en la historia que el rendimiento de esos títulos fue negativo.

Asimismo, otros 1.384,3 millones de euros han salido en bonos a cinco años, con un rendimiento del 0,175 %, inferior al 0,238 % de la puja anterior de la misma denominación, que tuvo lugar el pasado 21 de julio.

Por último, otros 1.126,4 millones de euros se han emitido en obligaciones a 15 años, con un interés del 1,262 %, también inferior al 1,531 % de la subasta anterior con el mismo plazo, que fue el 7 de julio de 2016.

De esta forma, la captación se ha situado en el rango medio previsto por el Tesoro, que esperaba colocar entre 2.250 y 3.750 millones de euros entre las tres denominaciones.

Y una vez más, los inversores han mostrado su apetito por la deuda española, ya que han solicitado en total 6.739 millones de euros en títulos, aunque finalmente se han hecho sólo con 3.041 millones, lo que implica un ratio de cobertura de poco más de 2,2 veces.

Se trata de la primera subasta que se celebra en España desde que el pasado viernes por la noche se conocieran los resultados de las pruebas de estrés de la banca europea, en las que los seis bancos españoles examinados aprobaron con holgura.

Del resto de entidades examinadas, 51 contando con las españolas, ninguna suspendió, aunque se puso en duda la solvencia del tercer banco italiano, el Monte Paschi di Siena (MPS).

Sin embargo, pese a su probada solvencia, la banca española tiene problemas para elevar su rentabilidad en el presente escenario de tipos de interés cero, que han sido una de las causas de que ayer, la agencia Moody’s empeorara las perspectivas del sector desde “positivas” a “estables”, debido, además de a “los tipos de interés persistentemente bajos” al desendeudamiento de familias y empresas.

Y todo después de que la agencia de medición de riesgo Fitch decidiera mantener ayer el “aprobado alto” con el que califica la solvencia de España por la recuperación de la economía y la mejora de su sistema financiero.

A esta primera subasta de agosto le seguirán otras tres, dos de ellas programadas para la semana que viene, el martes 16, cuando se emitirán títulos a corto plazo (letras a 6 y 12 meses) y el jueves 18, cuando será el turno de nuevo de los bonos y obligaciones.

Por último, el próximo día 23 de agosto, el Tesoro dirá adiós a un mes especialmente activo en el mercado español, con una subasta de letras a 3 y 9 meses.

Acerca de ProfesionalesHoy 14513 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy