La inflación se estanca en EE.UU. por el descenso de los precios de la gasolina

Washington, 16 ago (EFE).- El índice de precios al consumo (IPC) de EE.UU. se mantuvo sin cambios en julio tras cuatro meses consecutivos de subidas, afectado por la caída del coste de la gasolina, con lo que la inflación interanual se ralentizó y quedó en el 0,8 %, informó hoy el Departamento de Trabajo.

El dato de julio, el más débil desde febrero pasado, no fue una sorpresa para los analistas y siguió a dos meses consecutivos de incrementos del 0,2 % en el IPC.

El mes pasado los precios de la energía se redujeron un 1,6 %, con una pronunciada caída del 4,7 % en los de la gasolina como resultado del nuevo abaratamiento del crudo, y los de los alimentos no registraron cambios con respecto a junio.

Así, la inflación interanual se ubicó en el 0,8 %, una décima por debajo de las expectativas y dos menos que el dato previo (1 %), de acuerdo con el informe del Gobierno.

Sin tener en cuenta los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, el IPC subyacente apenas creció en julio un 0,1 %, su menor aumento desde marzo e inferior al 0,2 % que habían anticipado los expertos.

La inflación subyacente acumulada en los últimos 12 meses quedó en el 2,2 % frente al 2,3 % previo.

En contraste con la gasolina y los alimentos, los precios de los sectores de la vivienda y médico subieron en julio, en línea con su comportamiento en lo que va de año.

Los servicios de cuidado médico se encarecieron un 0,5 % en julio y acumulan en el último año un alza del 4,1 %, mientras que los precios de la vivienda crecieron un 0,3 %, igual que en el mes previo.

En otro informe paralelo, el Departamento de Trabajo detalló que los salarios por hora aumentaron un 0,4 % en julio y acumulan un incremento del 1,7 % en el último año.

La Reserva Federal (Fed), el banco central estadounidense, asumió explícitamente la meta de inflación anual del 2 % en 2012, objetivo que comparte con otros bancos centrales como el europeo (BCE) o el Banco de Inglaterra.

El presidente de la Fed del distrito de San Francisco, John Williams, sugirió este lunes elevar esa meta de inflación anual, ya que, a su juicio, “no deja espacio suficiente” de acción en el actual contexto de bajos tipos de interés.

“Simplemente no hay espacio suficiente para que los bancos centrales recorten tipos de interés en respuesta a una ralentización económica cuando las tasas naturales y la inflación son muy bajas”, indicó Williams en un documento en el portal de la Fed de San Francisco.

Actualmente los tipos de interés de referencia se encuentran entre el 0,25 % y el 0,50 % en EE.UU. después de la subida en un cuarto de punto de diciembre pasado, la primera en una década.

El presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, pronosticó hoy una “cierta aceleración” en las perspectivas de crecimiento económico de EE.UU. en la segunda mitad del año, por lo que apuntó como “posible” una nueva subida de tipos en la reunión de septiembre del banco central.

“Creo que estamos viendo un crecimiento en la segunda mitad del año que será más fuerte que en la primera mitad, con cierta aceleración en las perspectivas de crecimiento”, aseguró Dudley en una entrevista con la cadena de televisión Fox Business.

Por ello, sostuvo que el país está acercándose “hacia el momento en el tiempo en que será apropiado elevar más los tipos de interés” y agregó que “es posible” que esa subida se decida en la próxima reunión de política monetaria de la Fed, programada para el 20 y 21 de septiembre.

Las previsiones iniciales de la Fed eran realizar hasta cuatro ajustes monetarios hasta final de año, pero el organismo ha ido postergando la nueva subida debido a la ralentización de China y la votación en el Reino Unido a favor de la salida del país de la Unión Europea (UE), entre otros factores.

Acerca de ProfesionalesHoy 15806 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy