S&P rebaja la perspectiva de México por el “decepcionante” crecimiento económico

México, 23 ago (EFE).- La firma de calificación crediticia S&P Global Ratings bajó hoy de estable a negativa su perspectiva de las calificaciones a largo plazo para México, al citar su “decepcionante” crecimiento pese a las reformas estructurales impulsadas por el Gobierno.

La compañía señaló en un comunicado que “México ha llevado a cabo más reformas estructurales en comparación con la mayoría de los países de mercados emergentes, pero su tasa de crecimiento ha sido decepcionante, debido parcialmente a factores no económicos”.

La administración de Enrique Peña Nieto, dijo, “hizo notables reformas estructurales para modernizar la economía (en los sectores de energía, educación, telecomunicaciones, fiscal y financiero) en la primera parte de su periodo de gobierno de seis años (que comenzó en 2012) con el respaldo de otros partidos”.

Sin embargo, apuntó, “las debilidades en la gobernabilidad -que reflejan en parte una débil aplicación de la ley y la percepción de corrupción- limitan los beneficios de estas reformas, especialmente en la inversión”.

La agencia consideró probable un aumento del producto interno bruto (PIB) ligeramente por encima de 2 % en 2016 y en torno a 3 % durante 2017-2019, “suponiendo un crecimiento constante y estable en Estados Unidos y un incremento gradual de la inversión privada en el sector de energía mexicano”.

Asimismo, proyectó que la deuda del Gobierno aumentará en promedio 4 % del PIB anualmente en los próximos tres años, mientras que la carga de intereses del Gobierno (intereses sobre ingresos) se mantendría por debajo de 10 %.

La firma señaló que la revisión de la perspectiva de las calificaciones refleja una posibilidad de al menos una en tres de que baje la calificación en los próximos 24 meses “si el nivel de deuda del Gobierno general o la carga de intereses presenta un deterioro superior a nuestras expectativas, y aumenta la vulnerabilidad de las finanzas públicas ante los shocks adversos”.

Por lo pronto, S&P confirmó sus calificaciones soberanas de largo y corto plazo para México en moneda extranjera de BBB+ y A-2, respectivamente, y en moneda local de A y A-1.

En respuesta a la revisión a la baja de la perspectiva de calificaciones a largo plazo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de México emitió un comunicado en que reiteró el compromiso del Gobierno de “continuar el proceso de consolidación fiscal anunciado desde 2014”.

Aseguró que “los esfuerzos de los últimos años respecto al proceso de consolidación fiscal en México se han visto reflejados en la confianza de los inversionistas internacionales en la deuda del Gobierno Federal”.

En adición a los esfuerzos por fortalecer el marco para la conducción de la política macroeconómica, y en particular la fiscal, “el Gobierno Federal continuará instrumentando de manera acelerada las reformas estructurales aprobadas por el Congreso de la Unión”, expuso.

“Se espera que ambos elementos contribuyan de manera gradual pero significativa a impulsar el crecimiento económico del país en beneficio del bienestar de las familias mexicanas”, acotó.

En tanto, la firma Moody’s anunció que ha cambiado su perspectiva para el sistema bancario mexicano de estable a negativa debido a la expectativa de que el riesgo de activos aumente al crecer la cartera de crédito de los bancos aun cuando el crecimiento económico permanece estancado.

“Adicionalmente, las presiones fiscales sobre el Gobierno pudieran eventualmente reducir su capacidad para apoyar a los bancos del país en tiempos de apremio”, indicó Moody’s en un reporte.

Acerca de ProfesionalesHoy 13600 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy