La balanza por cuenta corriente tuvo un superávit de 6.300 millones hasta junio

Madrid, 31 ago (EFE).- España obtuvo en los seis primeros meses del año un superávit por cuenta corriente de 6.300 millones de euros, frente al saldo positivo de 1.000 millones del mismo periodo del año anterior.

Según los datos del Banco de España publicados hoy, este superávit fue consecuencia del saldo positivo de 14.600 millones de la balanza de bienes y servicios (frente a los 10.900 millones de hace un año), con una aportación de 14.800 millones de turismo y viajes.

En cambio, el saldo de las rentas primaria y secundaria (rentas del trabajo, de la inversión, impuestos, cotizaciones, prestaciones sociales y trasferencias corrientes) fue negativo y registró un déficit de 8.300 millones, aunque fue menor que los 9.900 millones de los seis primeros meses de 2015.

El superávit por cuenta corriente sumado al saldo positivo de la cuenta de capital (1.800 millones) dio como resultado en junio una capacidad de financiación de la economía española de 2.700 millones frente a los 1.900 millones del mismo mes de 2015.

En términos acumulados de doce meses, la economía española registró en junio de 2016 una capacidad de financiación por importe de 25.100 millones, frente a los 21.000 acumulados en el conjunto de 2015.

El saldo neto de la cuenta financiera excluyendo el Banco de España se situó en el periodo enero-junio en 42.500 millones de euros, debido a la rúbrica de las inversiones de cartera y de otras inversiones que ascendieron a 23.500 millones y a 15.400 millones de euros, respectivamente.

En junio de 2016, el saldo neto de la cuenta financiera excluyendo el Banco de España se situó en 2.300 millones, con una reducida aportación de 700 millones de la inversión directa.

La inversión de cartera arrojó una variación neta negativa 6.000 millones, al registrar sus pasivos netos (7.500 millones) un mayor aumento que el de sus activos netos (1.600 millones).

La otra inversión experimentó una variación neta positiva de 7.500 millones, causada por el mayor incremento neto de sus activos (12.700 millones) que de sus pasivos (5.300 millones).

La posición neta del Banco de España frente al exterior disminuyó en 8.700 millones en junio de 2016.

Acerca de ProfesionalesHoy 13629 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy