Última hora

Xi pide al G20 que dinamice la economía mundial y frene el proteccionismo

Hangzhou (China), 3 sep (EFE).- En la víspera del inicio de la cumbre de jefes de Gobierno del G20 de Hangzhou, el presidente chino, Xi Jinping, instó hoy a sus participantes a que busquen recetas para dinamizar la economía global y frenen el proteccionismo.

Líderes de todo el mundo comenzaron a congregarse a lo largo de la jornada en esta ciudad del este de China, convertida en capital diplomática del mundo gracias a una frenética actividad centrada en la guerra de siria, la recuperación económica o el cambio climático.

Xi, al inaugurar un foro empresarial previo a la cumbre, estableció para el G20 una agenda dominada por los asuntos económicos y pidió al resto de líderes que garanticen la estabilidad en los mercados financieros y un comercio mundial “abierto y transparente”.

China, que en condición de país anfitrión marcará la pauta de las discusiones, aspira a que la política no “distraiga” a los participantes de su gran objetivo en la cumbre: convertir el G20 en el foro económico internacional de referencia para coordinar medidas de impulso del crecimiento y fijar las estrategias a largo plazo.

El G20, dijo Xi, “no solo pertenece a sus miembros, sino al mundo entero”.

En ese sentido, el presidente chino aseguró que las principales economías desarrolladas y emergentes del planeta deberían aspirar a que los beneficios del crecimiento económico y el desarrollo humano se extiendan a todos los países y pueblos.

“Este es un mensaje que nos gustaría enviar a toda la comunidad internacional”, recalcó: “Queremos que toda la gente, especialmente en los países en desarrollo, disfrute de una vida mejor cada día”, para lo que deseó que la cumbre de Hangzhou promueva un crecimiento económico “robusto, sostenible, equilibrado e inclusivo”.

En el plano económico, la ralentización de China preocupa dentro y fuera del país, pero el mandatario resaltó hoy que la segunda economía mundial está ante un “nuevo punto de partida”, una transición que ha de afrontar porque “el miedo a avanzar es una oportunidad perdida”.

“Tenemos la resolución de hacer autoajustes dolorosos y abordar los problemas que se han creado (en China) a lo largo de muchos años”, subrayó Xi, quien reconoció que el modelo económico de su país, que le ha permitido crecer a tasas cercanas al 10 por ciento durante 30 años, “ya no es sostenible”.

Xi también admitió los problemas de exceso de capacidad que sufre la industria pesada del gigante asiático, aunque afirmó que se trata de un fenómeno global, y se comprometió a plantearlos en las sesiones plenarias, como también las trabas al libre comercio o a la inversión.

Las consecuencias del “brexit”, el terrorismo internacional, la situación en Turquía tras el fallido golpe de Estado, las tensiones en Ucrania, los ensayos nucleares de Corea del Norte y las disputas marítimas entre China y sus vecinos son otras cuestiones que captarán la atención de los principales líderes del globo.

Muchos de esos asuntos ya surgieron en las múltiples reuniones que, a la espera del inicio oficial de la cumbre, acogió ya hoy Hangzhou.

Entre ellas, destacó la que mantuvieron los presidentes de China y Estados Unidos, Xi Jinping y Barack Obama, en su último encuentro antes de que el mandatario norteamericano deje el cargo en enero próximo.

El presidente chino se entrevistó también con su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan, uno de los protagonistas del G20 dada la crisis que vive el país euroasiático tras el fallido golpe de Estado del pasado mes de julio y la posterior purga.

Xi y Erdogan no mencionaron directamente esos incidentes en sus intervenciones ante los medios, pero sí acordaron profundizar la cooperación bilateral en materia antiterrorista y en el sector energético.

Uno de los primeros en ser recibido hoy por Xi fue el presidente argentino, Mauricio Macri, quien aprovechó la reunión para transmitir la preocupación de su país por el déficit comercial de Argentina frente a China y sugirió compensarlo con más turismo chino al país del Cono Sur.

“Ahora son 30.000 los visitantes chinos que recibe Argentina, hay que ver la posibilidad de trabajar juntos para llegar al millón por año”, afirmó un ambicioso Macri, quien añadió que China y su nación son “dos de los países con mayor complementación del mundo”.

Ante el presidente sudafricano, Jacob Zuma, Xi propuso expandir la cooperación entre los dos países en el marco del bloque de naciones emergentes BRICS (que agrupa a ambos junto a India, Rusia y Brasil).

Acerca de ProfesionalesHoy (11537 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy