El IPC registra la menor caída del año por la gasolina y el alza de la luz

Madrid, 13 sep (EFE).- El Índice de Precios de Consumo (IPC) moderó su caída en agosto hasta el 0,1 %, la menor de 2016 y cinco décimas menos que la registrada en julio, debido, sobre todo, a la subida de la electricidad y a que los precios de los carburantes bajaron menos que el año pasado.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), a ello se suma el alza de los precios de los automóviles por la finalización de las ayudas del Plan PIVE.

De esta forma, el indicador suma ya trece meses sin crecimiento, doce de descenso y un mes plano (diciembre de 2015, con el 0,0 %).

El dato del IPC de hoy, que coincide con el adelantado el 30 de agosto, supone un aumento de los precios de medio punto respecto a julio (al pasar del -0,6 % al -0,1 % en agosto).

El INE ha atribuido este repunte de la tasa interanual del IPC al comportamiento del transporte, que elevó su tasa más de dos puntos respecto a julio, hasta el -1,9 % y a la vivienda, cuya tasa se ralentizó hasta situarse en el -4,4 %.

Por su parte, el ocio y la cultura situó su tasa en el 0,2 %, como consecuencia de la subida de los precios de los viajes organizados y el aumento de los precios de los seguros, más que en agosto de 2015.

Por su parte, los grupos con más influencia negativa fueron alimentos y bebidas alcohólicas, con una tasa anual del 1,8 %, siete décimas inferior a la de julio, por la bajada de los precios de las legumbres, hortalizas, frutas frescas y aceites, que subieron hace un año.

Además, hoteles y otros alojamientos registraron este mes una subida de precios menor que hace un año.

Desde el Ministerio de Economía, el secretario de Estado Íñigo Fernández de Mesa ha pronosticado que en los próximos meses la tasa de inflación recuperará el tono para acabar el año con un IPC “ligeramente positivo”.

Para Fernández de Mesa, el hecho de que los precios sean bajos en España es síntoma de que la economía es capaz de crecer y ganar competitividad.

En la misma línea, la patronal CEOE ha considerado que dado que la inflación en la UE también es muy baja, cualquier deterioro de la competitividad tendrá un efecto negativo en la recuperación de la economía española.

Por ello, ha planteado continuar en la senda de la moderación salarial para favorecer la creación de empleo.

Por el contrario, los sindicatos han insistido en la necesidad de subir los salarios de los trabajadores para que participen del crecimiento del PIB, que avanza a un ritmo interanual superior al 3 %.

En un comunicado, UGT ha asegurado que la evolución del IPC en agosto revela que el crecimiento económico, aunque frágil y desequilibrado, no está llegando a las familias.

Sin embargo, ha dicho, las empresas están mejorando resultados y expectativas “gracias en parte al sacrificio que han hecho millones de trabajadores y trabajadoras en los años de recesión y crisis”.

También CCOO ha asegurado que hay margen para recuperar los salarios tras las bajadas de los últimos años.

En un comunicado, el sindicato ha explicado que la evolución del IPC en agosto muestra una mejora de la actividad económica, que tiene que servir para recuperar los salarios tras la fuerte devaluación interna sufrida por los trabajadores públicos y privados durante la recesión.

Acerca de ProfesionalesHoy 15804 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy