Última hora

La socialdemocracia alemana quiere salvar el CETA pese a la movilización en contra

Berlín, 18 sep (EFE).- El Partido Socialdemócrata alemán (SPD) confía en la aprobación del acuerdo de libre comercio entre la UE y Canadá (CETA), pese a la jornada de movilización del sábado en toda Alemania tanto contra este proyecto como contra su equivalente con EEUU (TTIP).

“Espero un voto claramente a favor”, indicó el vicepresidente del partido, Thomas Oppermann, quien destacó la labor emprendida por el líder de la formación y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, quien esta semana realizó una visita de trabajo a Canadá centrada en el CETA.

El propio Gabriel defendió el acuerdo, de regreso de su visita de trabajo, y advirtió que en un fracaso del CETA significaría también un fracaso en los “intentos por organizar la globalización”.

El líder del SPD y vicecanciller en la gran coalición de Angela Merkel está en una encrucijada respecto a ambos proyectos, ya que por un lado ha dado por fracasado el TTIP, por falta de avances, y por otro quiere salvar el CETA.

Al acuerdo de libre comercio entre la UE y Canadá dedicará mañana la cúpula del SPD una reunión, en la que Gabriel pedirá el respaldo de sus filas frente al rechazo de su ala izquierda.

En algunos medios alemanes se ha considerado esta sesión como una especie de voto de confianza del partido a Gabriel, cuestión que éste ha negado y recordado que el liderazgo del partido se define en sus congresos federales, no en esa reunión.

El dilema interno del SPD se enmarca en el rechazo de gran parte de la población alemana contra el TTIP y el CETA, reflejada en la movilización en contra convocada ayer en siete ciudades alemanas.

La convocatoria congregó a unos 200.000 manifestantes -según la policía- o hasta 350.000 manifestantes, en opinión de los organizadores.

Sólo en Berlín se estima que marcharon por el centro de la ciudad unas 70.000 personas, de acuerdo a cálculos policiales.

En Fráncfort se congregaron unos 25.000 manifestantes, mientras que las calles de Colonia, Hamburgo, Leipzig, Múnich y Stuttgart reunieron asimismo a decenas de miles de ciudadanos.

Las discrepancias en las negociaciones del TTIP con EEUU han creado fricciones en la coalición de Gobierno en Berlín de cristianodemócratas y socialdemócratas.

En unas declaraciones a la televisión pública alemana, el propio Gabriel dio por fracasadas las negociaciones con EEUU, mientras que la canciller, Angela Merkel, considera que aún es posible firmar el acuerdo.

Las movilizaciones en contra de ambos acuerdos se apuntalan en los temores a que bajen los estándares de calidad, sociales y medioambientales y que entren en Europa alimentos manipulados genéticamente, que en EEUU se venden más fácilmente.

La movilización de ayer siguió a otra multitudinaria marcha en Berlín, en octubre de 2015, con unos 150.000 participantes, según la policía, o hasta 250.000, de acuerdo a los organizadores.

Acerca de ProfesionalesHoy (12103 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy