Declara en Seúl el primer ejecutivo de sede alemana de Volkswagen por el escándalo

Seúl, 21 sep (EFE).- El encargado del proceso de certificación de Volkswagen declaró hoy ante la Fiscalía de Corea del Sur y se convirtió en el primer ejecutivo de la sede central de la marca alemana en testificar en relación al caso de presunta manipulación de datos de emisiones.

La identidad del ejecutivo no ha sido revelada ya que no comparece en calidad de sospechoso.

Antes de entrar en el juzgado del Distrito Central de Seúl, el hombre dijo a la prensa que llegó a Corea del Sur como empleado de Volkswagen para cooperar con la investigación de las autoridades locales y que esclarecer los hechos es muy importante para la empresa, según declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap.

Esta comparecencia, la primera de un ejecutivo de la sede central en Alemania ante la fiscalía surcoreana, se une a la de varios directivos citados con anterioridad, entre los que se incluyen el director ejecutivo de la unidad surcoreana, Thomas Kuehl, y el director de Audi Volkswagen en Corea, Johannes Thammer.

En julio la fiscalía surcoreana envió una petición a la sede del fabricante para interrogar a siete de sus empleados, entre ellos el que se personó hoy en el tribunal.

Según la investigación, consta que este hombre viajó a Corea del Sur en julio de 2011 cuando el Ministerio de Medio Ambiente pidió a la compañía que explicase las emisiones excesivas de óxido de nitrógeno de sus vehículos, cuya causa nunca se llegó a esclarecer por falta de información por parte del fabricante.

Los fiscales quieren saber por qué Volkswagen no suministró la información necesaria entonces y si la sede central participó en el fraude que afectó a la unidad local.

El caso de presunta manipulación surgió en 2015, cuando se descubrió que el fabricante alemán había usado un software fraudulento para falsear las emisiones de sus vehículos en varios países, entre ellos Corea del Sur.

El Gobierno surcoreano ha impuesto varias multas a Volkswagen en relación al caso, la más reciente el pasado 2 de agosto -de 17.800 millones de wones (14,3 millones de euros/16 millones de dólares-, cuando además revocó los certificados y prohibió las ventas de 80 modelos de Volkswagen en el país.

Acerca de ProfesionalesHoy 13529 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy