El FMI avisa de que Portugal puede caer en un “espiral negativa” y no cumplirá su déficit

Lisboa, 22 sep (EFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó hoy de que los riesgos económicos que afronta Portugal pueden generar un efecto de “espiral negativa” y consideró que no logrará cumplir la meta de déficit sin medidas de ajuste adicionales.

Así se recoge en un informe divulgado hoy con las conclusiones de la cuarta visita de la “troika” tras el rescate, celebrada en junio, en el que este organismo avisa de que, si Portugal no resuelve sus debilidades, podría entrar “en una trayectoria en el medio plazo insostenible y dejar al país vulnerable a choques”.

“Pequeños choques en el sistema bancario, las finanzas públicas o el escenario macroeconómico pueden conducir a la pérdida de acceso a los mercados”, señaló el organismo, que considera que los problemas surgidos en una de esas tres áreas pueden contagiar a las otras y generar un efecto de “espiral negativa”.

El FMI no cree que Portugal sea capaz de cumplir con sus compromisos de déficit para 2016 sin aplicar más medidas para contener el gasto y prevé que el indicador cierre el año en el 3 %, medio punto por encima de las exigencias de Bruselas, que pide no supere el 2,5 % del PIB.

Además, llamó la atención sobre los niveles de deuda y sugirió un ajuste equivalente al 0,5 % del PIB (unos 900 millones de euros) en 2017 y 2018, que “deberá estar apoyado por medidas creíbles” y centrarse en los salarios públicos y las pensiones, “dada la elevada carga fiscal de Portugal”.

“Cualquier desarrollo que empeore la dinámica de la deuda pública puede desencadenar un cambio repentino en el sentimiento de mercado”, lo que tendría un efecto dañino sobre la economía y los bancos, indicó.

El FMI alertó asimismo sobre la pérdida de impulso de la economía y consideró que el PIB luso avanzará sólo un 1 % y un 1,1 % en 2016 y 2017, respectivamente, en ambos casos un nivel inferior al crecimiento logrado el año pasado, el 1,5 %.

El organismo liderado por Christine Lagarde también dedicó una parte del informe a los bancos y consideró que abordar los problemas que afronta este sector debe ser una “prioridad urgente”.

“La necesidades de capital del mayor banco del país, Caixa Geral de Depósitos (CGD, estatal), y las posibles pérdidas derivadas de la venta de Novo Banco podrían implicar más inyecciones de dinero público”, resalta el FMI, que aboga por una “mayor consolidación” en el sector financiero.

En ese sentido, avisó de que las preocupaciones sobre ambos bancos “pesan sobre las perspectivas del sector” y los mercados “están recelosos” sobre las necesidades de capital de la CGD, sobre la que ya hay acordado un plan de recapitalización con Bruselas que no será calificado como ayuda pública.

Portugal estuvo bajo el programa de rescate financiero del FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo entre 2011 y 2014, cuando le concedieron un préstamo de 78.000 millones de euros a cambio de implantar un severo programa de ajustes y reformas.

Acerca de ProfesionalesHoy 13568 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy