Draghi dice que los problemas de Deutsche Bank no se deben a los tipos bajos

Berlín/Fráncfort (Alemania), 28 sep (EFE).- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo hoy en Berlín que los problemas de Deutsche Bank no se deben a los bajos tipos de interés y antes se refirió a la gestión de riesgos de algunos bancos.

“Si un banco representa un riesgo sistémico para la eurozona, esto no puede deberse a los bajos tipos de interés. Debe tener que ver con otras razones”, dijo Draghi a la prensa tras intervenir en el Bundestag (cámara baja del Parlamento alemán).

Previamente Draghi explicó que hubo consenso con los parlamentarios alemanes en que “algunos bancos tienen problemas que no tienen que ver principalmente con los bajos tipos de interés, sino principalmente con sus modelos de negocio o gestión de riesgo”.

Rehusó pronunciarse sobre la posibilidad de que el Deutsche Bank (DB) reciba ayuda estatal.

Deutsche Bank ganó hoy en bolsa un 2 %, hasta 10,77 euros, después de que su presidente, John Cryan, volviera a decir en una entrevista con el diario “Bild” que el primer banco de Alemania no necesita ni una ampliación de capital, ni ayuda estatal.

Pero las últimas jornadas ha caído con fuerza por el temor a que tenga que ampliar capital para afrontar una multa del Departamento de Justicia estadounidense, que ha propuesto 14.000 millones de dólares, por sus negocios con titulizaciones de hipotecas entre 2005 y 2007.

En lo que va de año el DB acumula unas pérdidas en bolsa en de más del 50 %.

El primer banco de Alemania acumula derivados por valor de 41,9 billones de euros, cantidad que representa casi 14 veces el producto interior bruto (PIB) de Alemania: 32,9 billones son derivados sobre tipos de interés y 6,4 billones sobre divisas.

Un derivado es un producto financiero cuyo valor depende de otro, un derivado sobre tipos de interés se basa en los tipos de interés de un banco central.

Draghi defendió su política monetaria en el Bundestag porque ha contribuido al crecimiento y la creación de empleo y consideró que la situación de la zona del euro es mejor que hace cuatro años, cuando también intervino en el Parlamento alemán.

El BCE ha bajado su tasa de interés al 0 % y cobra a los bancos un 0,4 % por el exceso de reservas.

Asimismo el BCE compra grandes cantidades de deuda pública y privada, lo que ha presionado más a la baja los tipos de interés.

El economista italiano hizo hincapié en que no hay burbujas en el mercado inmobiliario en Alemania.

Señaló ante el Bundestag que “observamos incrementos algo más fuertes en los precios del mercado inmobiliario residencial, notablemente en las grandes ciudades en Alemania”.

“Estos incrementos no son el reflejo de una burbuja, ya que el préstamo crece de forma moderada”, apostilló Draghi.

En general, el responsable del BCE destacó que los niveles de deuda en relación con los ingresos de los hogares son comparativamente bajos y estables.

Sí que dijo que emergen señales de que se están tomado riesgos excesivos y que se deberían adoptar medidas de prudencia macroeconómica a un nivel nacional.

La política monetaria del BCE ha sido muy criticada en Alemania, donde la población prefiere ahorrar sin riesgo y sólo algo más del 50 % tiene una vivienda en propiedad a diferencia con otros países como España o Italia.

Por ello los alemanes tienen la impresión de que no se benefician de los actuales bajos tipos de interés, sino que a ellos les perjudican porque piensan que ahora se penaliza el ahorro y temen que los suyos se deprecien.

El presidente del BCE también consideró que los ahorradores pueden ganar si diversifican sus activos, incluso, cuando los tipos de interés son muy bajos.

Reconoció que “el bajo entorno de bajos tipos de interés actual reduce la rentabilidad nominal sobre las cuentas de ahorro”.

“Pero lo que cuenta para los ahorradores no es el tipo de interés nominal, sino el tipo de interés real, que es la tasa de interés nominal menos la inflación”, añadió Draghi.

Recordó que el ministerio de Finanzas alemán se ha ahorrado 28.000 millones de euros en 2015 en pagos intereses, lo que es una buena noticia para los contribuyentes alemanes.

“Pero lo más importante, independientemente de los activos financieros que tengan los ahorradores, se beneficiarán de la recuperación de la economía”, según el banquero italiano.

Acerca de ProfesionalesHoy 14907 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy