Berlín estima que su economía se ralentizará en los dos próximos años

Berlín, 7 oct (EFE).- La economía alemana se ralentizará en los próximos dos ejercicios, estimó hoy Berlín, que percibe que la demanda interna se consolida como principal acicate de su crecimiento en detrimento del sector exterior.

Según el pronóstico presentado hoy, el producto interior bruto (PIB) de la mayor economía europea crecerá este año un 1,8 %, una décima más que lo estimado en la última previsión, por el efecto combinado de los esfuerzos para superar la crisis de los refugiados, el bajo precio del crudo y el tipo de cambio.

Sin embargo, Berlín proyecta en sus predicciones algo de sombra para los dos próximos años: reduce en una décima su estimación para 2017, hasta el 1,4 %, y estima que en 2018 el PIB avanzará un 1,6 %, ambas tasas por debajo de las del trienio 2014-2016.

“El crecimiento de la economía alemana es sólido”, subrayó no obstante el ministro de Economía, Sigmar Gabriel.

A su juicio, estas cifras se deben, de una parte, a que en 2017 habrá más días festivos (lo que afecta a la productividad) y, de otra, al “entorno económico exterior es muy complicado”, por el enfriamiento en China y América Latina, así como la lenta recuperación en Europa.

Además, la salida del Reino Unido de la UE, que por el momento ha tenido “efectos limitados” sobre Alemania, supondrá “consecuencias a medio plazo” para la mayor economía europea, auguró Gabriel.

El ministro de Economía -presidente a su vez del Partido Socialdemócrata (SPD), socio minoritario en la gran coalición alemana- destacó que las “buenas noticias” sobre la evolución económica se deben principalmente al comportamiento “especialmente positivo” del mercado laboral, que espolea la demanda interna.

“Las subidas salariales y las perceptibles subidas de las pensiones permiten, en un entorno de precios relativamente estables, el aumento del gasto en consumo y vivienda”, explicó el Ministerio de Economía en un comunicado.

En concreto, el Gobierno alemán prevé que el consumo privado avance en términos interanuales un 1,7 % este año y, tanto en 2017 como en 2018, un 1,3 %.

La inversión en vivienda, reflejo también de la fortaleza de la demanda interna, avanzará este año un 3,3 % (frente al 0,3 % de 2015) y un 2,7 y un 3,5 % en el próximo ejercicio y el siguiente, según estos cálculos.

Además, el pronóstico alemán espera que la creación de empleo mantenga su tendencia y que la población con trabajo se incremente en términos netos en 515.000 personas en 2017 y en 420.000 en 2018, lo que supondría un nuevo de 44,3 millones de personas con empleo, el décimo anual consecutivo.

El desempleo, por su parte, prolongará su caída en Alemania en los siguientes ejercicios -a pesar de la llegada de un millón de refugiados al país desde 2015- y se reducirá en unas 30.000 personas en cada uno de los dos siguientes ejercicios, manteniéndose así la tasa de paro por debajo del 6 %.

La cruz del buen comportamiento de la demanda interna es que las importaciones van a seguir creciendo con más fuerza que las exportaciones, con lo que el sector exterior, un puntal tradicional de la economía alemana, va a tener en los próximos años un “impulso neutro” en el PIB.

Las exportaciones crecerán este año un 2,3 % y un 2,1 % el que viene, según la estimación gubernamental, que avanza que en 2018 podrían repuntar hasta el 3,9 %.

Las importaciones, por su parte, repuntarán un 2,5 % este año y un 3,0 y un 4,9 %, respectivamente, en los ejercicios 2017 y 2018.

La previsión del Ejecutivo contempla una “moderada” evolución de los precios de aquí a 2018, con un aumento del índice de precios al consumo (IPC) del 0,4 % el año que viene y del 1,7 % el siguiente, acercándose a los objetivos a medio plazo del Banco Central Europeo (BCE).

En una clave más política -y electoral, teniendo en cuenta que las próximas generales tendrán lugar en 12 meses-, Gabriel abogó por seguir promoviendo el libre comercio como país exportador en un entorno en el que crecen “el proteccionismo y el nacionalismo”.

Además, se mostró a favor de aprovechar el superávit fiscal que está logrando el Estado alemán para educación y ayudas a las familias, en lugar de anunciar bajadas tributarias pensando en la campaña electoral.

Acerca de ProfesionalesHoy 15792 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy