Eurocloudexpo

Última hora

Los carburantes y la energía impulsan los precios con la primera subida en 14 meses

Madrid, 14 oct (EFE).- La mejora de los precios de los carburantes y de los productos energéticos han llevado al índice de precios de consumo (IPC) a registrar una subida del 0,2 % en septiembre, el primer crecimiento interanual de los últimos 14 meses.

Este incremento (una décima inferior al adelantado por el Instituto Nacional de Estadística a finales de septiembre) es el primero desde julio de 2015, fecha a partir de la cual este indicador se ha mantenido siempre en negativo con la excepción del pasado diciembre cuando se situó en el 0 %.

Los grupos que han influido en este índice han sido el transporte, por el impacto de los carburantes y lubricantes; la vivienda, por la energía; y los hoteles, cafés y restaurantes.

De esta manera, es fundamental el impacto que tiene en los productos energéticos el precio del barril de brent, que cerró el pasado septiembre en el mercado de futuros de Londres en los 49,06 dólares, frente a los 47,96 dólares de un año antes.

La evolución de los productos energéticos, que han pasado de caer el 9,1 % a hacerlo el 4,8 %, ha devuelto al IPC a zona positiva, y en ella se mantendrá con “un aumento muy moderado” al cierre del año, según ha asegurado hoy el secretario de Estado de Economía, Íñigo Fernández de Mesa.

Según los datos del IPC, el precio del petróleo ha influido en el transporte, que se mantuvo estable (0 %) con una mejora de dos puntos respecto a agosto, debido al encarecimiento de carburantes y lubricantes, que se abarataron el pasado año.

También ha influido en la vivienda, cuya tasa anual ha mejorado más de un punto y medio hasta caer el 2,8 %, por la subida de precios de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción y gas, frente a las bajadas del pasado año.

Por otro lado, los hoteles, cafés y restaurantes también aumentaron sus precios (1,1 %), un punto por encima del mes pasado, gracias al menor abaratamiento de los hoteles y otros alojamientos.

Los grupos con mayor influencia negativa en el IPC fueron los alimentos y bebidas no alcohólicas que, aunque aumentaron sus precios el 0,8 %, lo hicieron un punto por debajo del mes pasado, debido a un mayor abaratamiento de las frutas frescas, así como de las legumbres y hortalizas frescas, aceites y pescado fresco, que se encarecieron en 2015.

También el ocio y la cultura tuvieron un impacto negativo en el IPC, con un descenso de precios del 1,5 % (más de un punto por debajo del mes pasado), por el mayor abaratamiento de los viajes organizados.

Dejando a un lado el impacto de los alimentos frescos y la energía, la tasa anual de la inflación subyacente se situó en el 0,8 %, seis décimas por encima del IPC general.

Para la CEOE la energía va a condicionar el comportamiento del IPC en los próximos meses, y así prevé que el índice podría mantenerse en tasas positivas si el petróleo sigue al alza.

Los sindicatos, por su parte, han puesto el acento en la necesidad de que se incrementen los salarios para que mejore el poder adquisitivo de las familias, toda vez que los precios comienzan a subir, según ha considerado CCOO.

En el mismo sentido, UGT ha atribuido la debilidad que han mantenido los precios en España a que la recuperación “no llega a las familias” y ha considerado necesario que el crecimiento económico se traslade a la sociedad.

Acerca de ProfesionalesHoy (11577 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy