Samsung calcula ya p茅rdidas millonarias por el Note 7 sin aclarar el problema

Se煤l, 14 oct (EFE).- Samsung avanz贸 hoy m谩s p茅rdidas operativas (2.800 millones de euros en los pr贸ximos seis meses) por el fiasco del Galaxy Note 7, aunque sigue guardando silencio sobre el origen de las aver铆as, lo que amenaza con da帽ar a largo plazo su imagen de marca.

Esta cifra eleva su estimaci贸n total del impacto que espera contabilizar entre julio de este a帽o y marzo pr贸ximo a causa del controvertido “smartphone” en 6,1 billones de wones (unos 4.892 millones de euros/5.384 millones de d贸lares).

La compa帽铆a ha calculado un impacto negativo en torno a 3,5 billones de wones (2.800 millones de euros/3.100 millones de d贸lares) en su beneficio operativo de los pr贸ximos dos trimestres por la retirada de este modelo de tel茅fono a causa de los continuos y peligrosos casos de combusti贸n espont谩nea de los terminales.

Samsung Electronics cree que el coste ser谩 de unos 2,5 billones de wones (2.000 millones de euros/2.200 millones de d贸lares) para el cuarto trimestre (octubre-diciembre) y de alrededor de 1 bill贸n de wones (800 millones de euros/880 millones de d贸lares) para el que va de enero a marzo de 2017.

El mi茅rcoles, un d铆a despu茅s de anunciar que cancelaba la producci贸n del Note 7, el gigante surcoreano ya anunci贸 una dr谩stica revisi贸n a la baja de casi 2.100 millones de euros en su previsi贸n de beneficio operativo para el trimestre julio-septiembre (cuyos resultados se presentar谩n a final de mes), ya que empez贸 a vender el controvertido tel茅fono en agosto.

La cifra qued贸 en 5,2 billones de wones (4.160 millones de euros/4.585 millones de d贸lares), un 33,3 por ciento menos con respecto al dato preliminar que hab铆a presentado apenas d铆as antes, el 7 de octubre, cuando la revisi贸n y sustituci贸n de los primeros tel茅fonos afectados parec铆a ir por buen camino.

El mayor fabricante mundial de smartphones ha mostrado excelentes reflejos a la hora de anticipar las cicatrices que el desastre del Note 7 va a dejar en sus balances.

A ello se suma tambi茅n la robustez de sus cuentas, como han destacado esta semana varias agencias de calificaci贸n tras asegurar que no modificar谩n de momento su valoraci贸n crediticia.

Fitch o Standard & Poor’s han alabado su ingente liquidez, lo diversificado de su cartera de productos o los buenos rendimientos operativos de sus otras ramas de negocio, como pantallas o semiconductores.

No obstante, han subrayado que es necesario que la empresa trate de detallar cuanto antes y de forma transparente la naturaleza de los fallos que llevaron a m谩s de cuarenta unidades de su Galaxy Note 7 a incendiarse s煤bitamente, sobre todo por los efectos que pueda tener para su imagen a largo plazo.

Si los consumidores empiezan a temer por la honestidad de la compa帽铆a surcoreana de las tres estrellas y a dudar de su hardware apostar谩n por comprar los productos de Apple, su competidora directa, u otros rivales que vienen recortando terreno como la china Huawei.

El sector de la telefon铆a m贸vil, marcado por r谩pidos e incesantes saltos tecnol贸gicos, ha demostrado sobradamente con casos como el de Nokia o Blackberry lo r谩pido que puede pasar al olvido una empresa l铆der.

Samsung, que hoy volvi贸 a guardar silencio al respecto, se encuentra ahora, advierten los analistas, en un momento crucial para definir su futuro.

La empresa encarar谩 el pr贸ximo 27 de octubre una complicada junta de accionistas, y no s贸lo porque estos esperen un mensaje tranquilizador para los consumidores.

Por un lado, se someter谩 a votaci贸n el que el vicepresidente Lee Jae-yong pase a ser miembro de la junta directiva.

Jae-yong es el virtual cabecilla de la empresa, dado que Lee Kun-hee, su padre y actual presidente de Samsung Electronics, est谩 apartado de la vida p煤blica desde hace m谩s de dos a帽os debido a su delicada salud.

M谩s all谩 del debate sobre la propia gesti贸n de Jae-yong, la junta plantea una nueva oportunidad para poner en tela de juicio la gobernabilidad de los grandes “chaebol” (los conglomerados empresariales surcoreanos), cuyos puestos de mayor responsabilidad siguen siendo hereditarios.

Tras las p茅rdidas que le va a suponer el Galaxy Note 7, queda descartado que Samsung pueda anunciar una ampliaci贸n de dividendos, como ha sugerido insistentemente en las 煤ltimas semanas el fondo estadounidense Elliot Management, que posee el 0,62 % del accionariado.

Acerca de ProfesionalesHoy 17227 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy