Última hora

Rajoy premia a De Guindos, que gestionará Economía e Industria

Madrid, 3 nov (EFE).- El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, refuerza el papel del ministro de Economía, Luis de Guindos, cara más visible de la recuperación económica española y del saneamiento del sector bancario, al encargarle también la gestión de las competencias de Industria y Competitividad.

Mariano Rajoy renueva su confianza por este tecnócrata independiente -no está afiliado al partido- que llegó al Ejecutivo del Partido Popular (conservador) en 2011 y que se ha encargado de viajar por el mundo (sobre todo a Bruselas) para defender la recuperación de la economía española.

De Guindos, que ya ocupó varios cargos en el Ejecutivo del conservador José María Aznar, ha sido uno de los personajes claves del Ejecutivo en la última legislatura, al asumir el Ministerio de Economía en medio de una las peores crisis económicas de la historia de España, al borde del rescate financiero.

En la empresa privada se labró un prestigio que no se vio afectado por el hecho de ser presidente ejecutivo de Lehman Brothers para España y Portugal en el momento en que el banco de inversiones estadounidense quebró.

Cuando Rajoy le llamó en 2011, De Guindos era responsable del sector financiero de PricewaterhouseCoopers (PwC) en España.

En junio pasado intentó dar el salto a Bruselas con la presentación de su candidatura para presidir el Eurogrupo, que finalmente no prosperó, y a la que se presentó como artífice del fin de la recesión económica española y la gestión del rescate al sector financiero español, evitando el rescate financiero del país en su totalidad.

En verano de 2012, con el coste de la financiación española en máximos y varias entidades necesitadas de fondos públicos, De Guindos decidió que era el momento de pedir auxilio a Europa.

Los 40.000 millones de euros que se inyectaron a la banca (22.000 en exclusiva al banco Bankia) sirvieron para sortear el rescate del conjunto de la economía, que a partir de entonces recuperó poco a poco la confianza del mercado y abarató su financiación.

De Guindos es un firme defensor de las políticas de austeridad y reformas estructurales promovidas desde Bruselas.

Prueba de ello es el comentario que fue captado por las cámaras antes de una reunión del Eurogrupo en un intercambio de impresiones con el comisario europeo de Economía, Olli Rehn, a quien dijo que la reforma laboral que iba a aprobar España sería “extremadamente agresiva”.

Precisamente en la capital europea vivió uno de sus más recientes triunfos cuando España (junto a Portugal) se libró de una multa por no haber aplicado suficientes medidas para paliar el déficit de 2015, aunque ahora está por ver qué medidas se aplican para reducir el de 2017, hasta en 5.500 millones de euros, según los cálculos.

De Guindos no se ha visto involucrado en ningún escándalo político, a excepción del nombramiento del exministro español de Industria, José Manuel Soria, para un cargo en el Banco Mundial, tras su dimisión por su relación con los Papeles de Panamá.

El ministro de Economía español tiene una relación cordial con la prensa, le ha favorecido el ser unos de los ministros menos temeroso de hacer declaraciones y conceder entrevistas.

Nacido en Madrid, De Guindos está casado y tiene dos hijos.

Acerca de ProfesionalesHoy (11045 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy