Última hora

El BCE contempla efectos de contagio adversos en la Eurozona por el “brexit”

Fráncfort (Alemania) 3 nov (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) contempla que se produzcan “efectos de contagio adversos a medio plazo” para la economía de la zona del euro por la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea (UE).

En su último boletín económico, publicado hoy, el BCE dice que los últimos datos muestran que la zona del euro ha resistido y que, hasta ahora, ha sido limitado el impacto del referéndum celebrado en el Reino Unido.

Pero “de cara al futuro, no puede descartarse la posibilidad de que se produzcan efectos de contagio adversos a medio plazo en la zona del euro”, dice el BCE en el informe.

El impacto dependerá de cómo sea el comercio de la zona con el Reino Unido y de los efectos de contagio en terceros países.

Asimismo el impacto en los distintos países de la zona del euro podría variar, por ejemplo, según sea la importancia de la libra esterlina en los tipos de cambio efectivos de las diferentes economías y de los vínculos comerciales que mantienen con el Reino Unido.

El BCE también contempla la posibilidad de que la actividad económica de la zona del euro podría verse estimulada, por ejemplo, por la posible relocalización de servicios financieros o por un aumento de los flujos de inversión exterior directa hacia la zona del euro reorientados desde el Reino Unido.

Considera que la actividad económica en el Reino Unido ha sido resistente pese a la incertidumbre tras el referéndum, según se observa en diversos indicadores de consumo privado, confianza del consumidor y ventas minoristas.

Pero “la incertidumbre parece haber afectado a la inversión, como muestra la caída de los indicadores del clima de inversión”, añade el BCE.

La libra esterlina experimentó una acusada depreciación en los días posteriores al referéndum antes de estabilizarse ligeramente durante el verano.

En septiembre y a principios de octubre, la moneda británica volvió a depreciarse, ya que las declaraciones políticas efectuadas en el Reino Unido se interpretaron como que reducían la posibilidad de que el país mantenga el acceso al mercado único en el futuro.

“En total, la libra se ha depreciado alrededor del 15 % en términos efectivos nominales desde el referéndum”, según cálculos del BCE.

Sin embargo, añade el BCE, “los mercados bursátiles se han recuperado de la brusca caída que experimentaron en los días posteriores al referéndum”.

Y “los rendimientos de la deuda pública y privada británica se mantienen por debajo de los niveles registrados antes del referéndum, aunque han aumentado ligeramente como consecuencia de las declaraciones políticas de principios de octubre anteriormente mencionadas”, según la entidad monetaria.

El BCE espera una ralentización de la actividad económica del Reino Unido de cara al futuro.

Las previsiones de crecimiento del PIB (producto interior bruto) real del Reino Unido se han revisado considerablemente a la baja desde el referéndum.

Estas proyecciones auguran una pronunciada desaceleración económica, con una caída del crecimiento del PIB real hasta un rango entre el 0,8 % y el 1,1 % en 2017.

El BCE prevé que “la mayor incertidumbre continúe afectando a la inversión en el futuro” y que la acusada depreciación de la libra esterlina reducirá gradualmente la renta real, lo que lastrará el consumo privado, aunque favorecerá la demanda exterior neta.

A más largo plazo, el BCE espera que el crecimiento del producto siga siendo inferior a la senda proyectada antes del referéndum por la transición a una economía menos abierta en el comercio, migración e inversión exterior directa, lo que tiene un efecto adverso en la innovación, la competencia, la especialización y la eficiencia en la asignación de recursos y, por tanto, en la productividad y en el producto potencial.

Acerca de ProfesionalesHoy (10960 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy