Última hora

Agricultura sostenible y cambio climático, retos de futuro de García Tejerina

Madrid, 3 nov (EFE).- Isabel García Tejerina afronta en su nueva legislatura al frente de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente cuestiones fundamentales como la política agraria común, la sostenibilidad agrícola y pesquera, el agua y los grandes convenios mundiales sobre comercio y medio ambiente, como el TTIP y el Acuerdo de París.

Tres años después de asumir por primera vez el cargo de ministra del ramo, a García Tejerina le esperan en la agenda negociaciones en el terreno nacional -sectores agrarios en crisis, comunidades autónomas enfrentadas por el agua…- e internacional, con Bruselas como epicentro de la defensa de la agricultura y la pesca españolas y los Acuerdos de París como objetivo a cumplir.

La actual Política Agraria Común (PAC) será una de las tareas fundamentales de la ministra, ya que en el corto plazo está propuesta una modificación de cuestiones tan sensibles como la definición de agricultor activo, y a medio y largo plazo, una reforma intermedia y la futura programación 2020-2027.

Las cooperativas y organizaciones agrarias fijan sus demandas, además de en una PAC que defienda al sector y que sea menos burocrática, en cuestiones relacionadas con el apoyo a la incorporación de jóvenes y mujeres al territorio, los costes de producción o el equilibrio de la cadena alimentaria.

En este sentido, el desafío será el cumplimiento del desarrollo normativo de la ley de equilibrio de la cadena para todos los actores implicados, así como la eficacia del régimen sancionador posterior al trabajo de la Agencia de Información y Control Alimentario (AICA).

Los acuerdos comerciales internacionales -como el TTIP entre Estados Unidos y la Unión Europea- centrarán también el trabajo de García Tejerina en Bruselas, donde los beneficios para el sector agroalimentario del nuevo escenario se contraponen a las dificultades de sectores que -según aseguran- no competirán en igualdad de condiciones.

Abrir nuevos mercados a la exportación, potenciar el relevo generacional, impulsar un sector pesquero sostenible, fomentar la integración cooperativa o asegurar la sanidad vegetal y animal en el territorio frente a las amenazas de la globalización serán otras de las áreas de trabajo para el Ministerio.

En materia medioambiental, uno de los temas más complejos será la puesta en marcha de una “Ley de Cambio climático” para la “descarbonización de la economía” española, impulsando nuevos modelos de movilidad y la consiguiente reducción del uso de combustibles fósiles.

El Acuerdo de París plantea la necesidad de un plan de transición energética para el horizonte 2030-2050, que impulse las energías renovables y el autoconsumo.

Precisamente, la supresión del “impuesto al sol” (normativa de autoconsumo aprobada por el Ministerio de Industria), denunciado por numerosas ONGs e incluido en el acuerdo PP-Ciudadanos, también tendrá que ser objeto de atención del nuevo ejecutivo.

La implementación de las medidas para impulsar la economía circular y la fiscalidad verde -en colaboración con el Ministerio de Hacienda-, serán otros de los retos, a los que se suma la ampliación de la Red Natura 2000 y “desatascar” la declaración de impacto ambiental del almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca).

Acerca de ProfesionalesHoy (11045 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy