Última hora

Llaman a declarar a magnates surcoreanos en relación al “Choi Soon-sil Gate”

Seúl, 13 nov (EFE).- Varios magnates de las principales empresas surcoreanas, incluidos el presidente de Hyundai y el vicepresidente de Samsung Electronics, han sido o serán llamados a declarar sobre el posible vínculo entre unas donaciones y el escándalo de presunta corrupción y tráfico de influencias denominado “Choi Soon-sil Gate”.

El presidente de Hyundai, Chung Mong-Koo, y los de los grupos SK y Hanwha fueron interrogados entre el sábado y la mañana de hoy por los fiscales del Distrito Central de Seúl sobre las donaciones a dos asociaciones controladas por una amiga cercana a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, involucrada en el escándalo político, indicaron fuentes de la Fiscalía a la agencia local Yonhap.

Cientos de miles de personas (unas 220.000 según la policía y más de un millón según los organizadores) se manifestaron el sábado en el centro de Seúl para pedir nuevamente la dimisión de la jefa del Estado, cuyos índices de aprobación se encuentran bajo mínimos.

Los fiscales surcoreanos, que comenzaron tomando declaración al presidente de Posco, la mayor acería del país, según anunciaron en la víspera, planean llamar a declarar próximamente al vicepresidente de Samsung Electronics, Lee Jae-yong, al presidente del grupo Lotte, Shin Dong-bin, y al del grupo CJ.

La Fiscalía de Corea del Sur está interrogando a los empresarios sobre el encuentro que mantuvieron por separado con la presidenta Park en julio de 2015, antes de que hicieran las donaciones.

Las firmas donantes, que incluyen a Samsung, LG, Hyundai y SK, aportaron en conjunto 77.400 millones de wones (61,2 millones de euros/ 66,4 millones de dólares) a las fundaciones Mir y K-Sports.

La Fiscalía cree que, usando sus vínculos con Park, Choi Soon-sil presionó a las empresas para que efectuaran generosas donaciones a los dos organismos estatales y que posteriormente se apropió de parte de esos fondos.

La Fiscalía planea interrogar también a la jefa de Estado sobre su papel en el escándalo, en el que supondría el primer interrogatorio de estas características a un presidente en ejercicio en la historia democrática del país asiático.

Los fiscales están considerando, además, abrir una investigación a Park este mes, cuando caduque el período legal de detención de Choi, según Yonhap.

Choi, de 60 años, quien no ocupa cargo público alguno pero que se sospecha que ejerció durante años gran influencia personal sobre Park, permanece detenida, acusada de haber aprovechado su relación con la presidenta para acceder a documentos confidenciales e intervenir de forma oculta en asuntos de Estado, por lo que ha sido apodada la “Rasputina coreana”.

El caso, al que los surcoreanos denominan “Choi Soon-sil Gate”, ha desencadenado la mayor crisis política a la que se enfrenta la presidenta Park desde que asumió el poder en 2013.

Acerca de ProfesionalesHoy (10979 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy