Última hora

La UE mantiene tibio el crecimiento con un paso lento en Alemania, Francia e Italia

Bruselas, 15 nov (EFE).- La economía mantuvo su tibio ritmo de crecimiento en el tercer trimestre del año tanto en la zona del euro como en el conjunto de la Unión Europea (UE), a un paso aún más lento del que marcaba a principios de año, debido en buena medida al moderado progreso de Francia, Alemania e Italia.

Así lo muestran las primeras estimaciones publicadas hoy por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat, que apuntan a que de julio a septiembre el PIB de los diecinueve países que comparten la moneda única se expandió un 0,3 % respecto a los tres meses anteriores.

Esta tasa de crecimiento es idéntica a la que presentaron los socios del euro en el segundo trimestre respecto al primero, cuando manifestó una bajada de dos décimas respecto a las cifras que se venían registrando anteriormente.

Respecto al conjunto de la Unión Europea, los Veintiocho vieron crecer sus economías en un 0,4 % en el tercer trimestre del año, al igual que había sucedido en el segundo y una décima por debajo de lo logrado en el primero.

España creció por encima de la media, con un avance de un 0,7 % entre julio y septiembre en comparación con el segundo trimestre, al contrario que el resto de grandes economías del euro.

La locomotora alemana vio su tasa de crecimiento reducida a la mitad, al pasar del 0,4 % intertrimestral alcanzado entre abril y junio al 0,2 % apuntado de julio a septiembre.

Francia, por su parte, recuperó el aliento perdido en el segundo trimestre -cuando su PIB se dejó un 0,1 %- al volver a los números verdes con un 0,2 %.

Italia también mejoró su trayectoria respecto a abril-junio, cuando vio su economía estancada, al ver expandirse en un 0,3 %.

El país con más peso fuera del euro y, por el momento, dentro de la UE, Reino Unido, logró alcanzar un alza del 0,5 % en el tercer trimestre, aunque se dejó dos décimas respecto a los tres meses precedentes.

El resto de socios presentan una imagen desigual, que engloba desde el crecimiento de Bulgaria en un 0,8 % intertrimestral -cota que ha rondando durante todo año- al exiguo 1 % de Lituania, que había empezado el ejercicio en el 0,6 %.

La sorpresa corre a cargo de Portugal y Grecia, los dos únicos países que no siguen la tendencia a la baja del resto de sus socios.

La economía lusa ha pasado de crecer en torno al 0,3 % y 0,2 % en la primera mitad del año a un 0,8 % entre julio y septiembre, mientras que Atenas puede presumir de un alza del 0,5 %, tras el 0,2 % del segundo trimestre y el -0,6 % del primero.

En términos interanuales, el PIB aumentó un 1,6 % en el área de la moneda única y un 1,8 % en el bloque comunitario, después de haber crecido también un 1,6 % y un 1,8 % respectivamente en el segundo trimestre.

De nuevo, España superó la media comunitaria y de la eurozona, con un empuje del 3,2 % en el tercer trimestre del año respecto al mismo periodo de 2015.

Alemania vio crecer su economía en un 1,7 %, Francia en un 1,1 % e Italia en un 0,9 %, mientras Reino Unido registró un 2,3 %.

De nuevo, Bulgaria destacó con un alza interanual del 3,5 %, solo superada por el 4,6 % de Rumanía, y seguida por el 3,2 % de Eslovaquia.

Una portavoz de la Comisión Europea señaló a Efe que estas cifras “coinciden” con su previsiones económicas de otoño, publicadas el pasado 9 de noviembre, que ya incluían los datos preliminares de la zona del euro y de la UE, así como de algunos Estados miembros.

En éstas, Bruselas calcula que el crecimiento total de la zona del euro este año será del 1,7 %, y del conjunto de la UE del 1,8 %.

De cara al próximo ejercicio, la Comisión cree que ambas áreas crecerán un 1,5 % y un 1,6%, respectivamente, una expansión impulsada por la mejoría de los mercados laborales y el aumento del consumo privado, aunque se ve lastrada por “una serie de obstáculos al crecimiento y el debilitamiento de los factores de apoyo” al mismo.

Acerca de ProfesionalesHoy (10960 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy