Última hora

España sigue cobrando por las letras, pero empieza a notar el “efecto Trump”

Madrid, 15 nov (EFE).- España ha captado 4.600 millones en letras a 6 y 12 meses y de nuevo con intereses negativos, lo que significa que continúa cobrando a los inversores, sin embargo en menor medida que en ocasiones anteriores por los efectos que empieza a tener en el mercado la victoria de Donald Trump en Estados Unidos.

Las consecuencias que pueden tener sobre la inflación los planes de gasto anunciados durante la campaña por el candidato republicano y su influencia en las economías del resto del mundo ha contribuido a elevar los intereses de la deuda y también las primas de riesgo, según los analistas consultados por Efe.

Estos expertos recuerdan que el impacto del llamado “terremoto Trump” no se limita a España, sino que es un denominador común para el resto del globo, ya que desde las elecciones a la Casa Blanca el interés del bono a diez años estadounidense ha subido al 2,25 % desde el 1,80 % y ha arrastrado al resto de bonos soberanos a rentabilidades cada vez mayores.

De hecho, el bono alemán a diez años se ha elevado hoy a cotas desconocidas desde el pasado marzo, al 0,304 % desde el 0,186 % que registraba el día de las elecciones presidenciales, igual que el bono español, que pasaba del 1,277 % al 1,437 % de esta mañana.

Además del gasto, los inversores están pendientes del previsto aumento de los tipos de interés en Estados Unidos y de un endurecimiento de la política monetaria en Europa, según otros expertos consultados.

Ante este escenario, el Tesoro español ha apelado al mercado por primera vez tras la victoria de Trump y captado 4.602,77 millones de euros exactamente en letras a 6 y 12 meses, de los que la mayor parte, 4.107,77 millones, se han colocado a un año, con un interés marginal del -0,208 %, frente al -0,245 % de la subasta anterior, que tuvo lugar el pasado 11 de octubre.

Desde el Ministerio de Economía recuerdan que los títulos de esa denominación han registrado un interés marginal negativo desde noviembre de 2015, con la excepción de febrero de 2016.

Por otra parte, otros 495 millones de euros se han vendido hoy en letras a 6 meses, con un interés del -0,281 %, frente al -0,325 % de la ocasión anterior. En este caso el rendimiento es negativo desde agosto de 2015, tendencia que sólo se rompió en septiembre.

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, ha destacado en rueda de prensa que “se mantienen los tipos negativos” y “la evolución es francamente buena, no podemos olvidar que hace muy poco tiempo los tipos eran elevados y ahora se pagan tipos negativos”.

No obstante, ha admitido, “es cierto que hay un incremento de tipos, pero el escenario es convulso y habrá que esperar a ver”.

Sin embargo y pese a la incertidumbre sobre las decisiones de Trump y cómo podían afectar a la economía, los inversores siguen mostrando un gran interés cada vez que la deuda española sale al mercado y hoy han solicitado un total de 11.511,62 millones, aproximadamente 2,5 veces la cantidad adjudicada.

Los inversores tienen una nueva oportunidad de comprar deuda española el 17 de noviembre, pero esta vez serán bonos a 3 y 5 años y obligaciones a 10 años, con los que el Tesoro espera captar hasta 4.000 millones de euros.

Los analistas consultados por Efe consideran que los títulos de deuda a más largo plazo determinan la confianza de los inversores en la economía de un país con mayor fiabilidad que la deuda a corto, debido a que exigen un compromiso más duradero.

Acerca de ProfesionalesHoy (10979 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy