Última hora

La subida de la energía eleva el IPC al 0,7 %, segundo positivo consecutivo

Madrid, 15 nov (EFE).- El encarecimiento de los productos energéticos elevó el índice de precios de consumo (IPC) en octubre al 0,7 % interanual, cinco décimas más que en septiembre, con lo que ya suma dos meses consecutivos en positivo, algo que no ocurría desde julio de 2015.

La subida se explica por el encarecimiento de la electricidad, de los carburantes y lubricantes y, en menor medida, del gas y del gasóleo para calefacción, ha anunciado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), que ha confirmado el dato avanzado el pasado 28 de octubre,

La inflación subyacente, que no tiene en cuenta los precios de la energía ni de los alimentos frescos, se mantuvo en el 0,8 % interanual, con lo que se sitúa una décima por encima del IPC general, la menor diferencia entre ambos indicadores desde julio de 2014.

Esto significa que “los elementos menos volátiles crecen a un ritmo estable”, según la secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido, en su primera rueda de prensa desde que ocupa el cargo, en la que ha vaticinado que el IPC cerrará el año en el 1 %, aunque la media del año seguirá siendo negativa.

Los grupos que han contribuido al alza de la tasa interanual del IPC han sido el de la vivienda y el transporte, ya que el primero incluye la electricidad y el segundo, los carburantes.

El grupo de la vivienda sigue en negativo, pero ha moderado su caída hasta el 0,4 % interanual, gracias a la subida de los precios de la electricidad que un año antes estaban cayendo.

El grupo del transporte subió el 1,7 % en octubre respecto a un año antes, debido al encarecimiento de carburantes y lubricantes que hace un año evolucionaban a la baja.

Dentro del IPC general, han llevado los precios a la baja y han propiciado que la inflación no haya sido mayor en octubre otros dos grupos: el de los alimentos y bebidas no alcohólicas y el del ocio y la cultura, debido a la estabilidad de precios de la fruta fresca y los aceites, así como al abaratamiento de los precios de los viajes organizados tras el fin de la temporada veraniega.

En comparación con un mes antes, el IPC subió el 1,1 %, lo que se explica por los mismos factores que el alza interanual (encarecimiento de los precios de la energía), pero también por un factor estacional como el incremento de los precios del vestido y calzado con la llegada de la nueva temporada de invierno.

Solo en octubre, las prendas de vestir han subido un 12,8 %, mientras que el calzado se ha encarecido un 6,5 %; la electricidad, un 7,3 %; y los carburantes y lubricantes, un 2,8 %.

Por el contrario, el viaje organizado se ha abaratado en octubre el 7,3 %; los hoteles, el 4,1 %; y el transporte aéreo, el 3,1 %.

El IPC Armonizado (IPCA), que mide la evolución de los precios con el mismo método en todos los países de la zona del euro, subió el 0,5 % interanual.

Para la CEOE, el estrechamiento del diferencial de inflación entre España y la zona del euro supone que cualquier deterioro de la competitividad no se verá compensado vía precios, razón por la que insiste en defender la necesidad de moderación salarial.

Por el contrario, los sindicatos UGT y CCOO consideran que el repunte de la inflación obliga a revisar al alza los salarios y las pensiones para que no se produzca una pérdida de poder adquisitivo y para distribuir de una manera más equitativa la riqueza.

Acerca de ProfesionalesHoy (10960 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy