Última hora

La intervención en Electricaribe pone a prueba a Gas Natural Fenosa en Colombia

Bogotá, 15 nov (EFE).- Los problemas de la distribuidora Electricaribe, controlada por el grupo español Gas Natural Fenosa, con una participación del 85,38 %, se acentuaron hoy con la orden del Gobierno colombiano de intervenir de manera preventiva la empresa que suministra energía a la costa atlántica del país.

Desde Barcelona, Gas Natural Fenosa subrayó que la empresa “ha mostrado su total interés en cooperar” con las autoridades de Colombia, y recordó que Electricaribe “padece muy fuertes tensiones de tesorería consecuencia del impago de un elevado número de facturas de clientes en gran parte con suministro obligatorio”, en alusión a instituciones como hospitales, colegios, alcaldías y gobernaciones a las que la ley no permite que se les interrumpan los servicios públicos.

La intervención de Electricaribe llegó después de que el Gobierno y directivos de Gas Natural Fenosa no llegaran en los últimos días a un acuerdo sobre fórmulas para capitalizar la empresa, que tiene problemas de caja debido a la elevada cartera morosa de clientes, que al cierre de septiembre pasado ascendía a 4,05 billones de pesos (unos 1.323 millones de dólares).

“Esto no significa que se hayan quemado las naves porque Gas Natural sigue siendo propietario de la empresa”, manifestó en una rueda de prensa en Barranquilla el ministro de Minas y Energía, Germán Arce.

Las dificultades financieras de Electricaribe para hacer las inversiones requeridas en su red causan fallas recurrentes en el servicio de electricidad de la costa atlántica, su área de operación, donde atiende 2,5 millones de clientes de los departamentos de Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre.

En esa región están ciudades de importancia económica para el país como Barranquilla, Cartagena y Santa Marta, las tres puerto sobre el mar Caribe, y polos industriales o turísticos que, según las autoridades locales, se ven afectados por los constantes cortes de electricidad.

La intervención ordenada hoy, que tiene carácter preventivo, incluye la “toma de posesión de los bienes, haberes y negocios de la sociedad Electrificadora del Caribe (Electricaribe)”, señaló en un comunicado la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, entidad que regula esta actividad.

“Por una parte, se ha concluido que la situación financiera de Electricaribe puede llevarla a una inminente cesación de pagos (…) De otra parte, la información disponible apunta a que Electricaribe no está actualmente en condiciones de prestar el servicio de energía con la continuidad y calidad debidas”, señaló la Superintendencia.

El ministro Arce subrayó que la intervención no cierra las puertas a un acuerdo con Gas Natural Fenosa y que lo que se busca con esta medida es garantizar el servicio en el área de operación de Electricaribe.

Según el funcionario, el Gobierno y el grupo español han mantenido contactos “amigables” para encontrar soluciones, “pero en esta ronda de negociaciones no hubo acuerdo”, aunque aclaró: “la toma de intervención no significa que entremos en fase de demanda y seguimos en el proceso previo de negociación”.

Como primera medida, las autoridades ordenaron vigilancia policial en las sedes de Electricaribe para prevenir desórdenes y garantizar que los trámites relacionados con la intervención se harán sin sobresaltos.

Electricaribe está desde el año 2000 bajo el control accionarial de Unión Fenosa, que en 2009 se fusionó en España con Gas Natural, formando el grupo Gas Natural Fenosa.

“Gas Natural Fenosa ha mostrado su total interés en cooperar y colaborar con las autoridades de la República de Colombia, tanto en el pasado como ahora de cara al futuro”, manifestó la empresa en un comunicado emitido hoy en Barcelona tras tomar conocimiento de la medida del Gobierno.

El grupo español recordó que Electricaribe “padece muy fuertes tensiones de tesorería consecuencia del impago de un elevado número de facturas de clientes en gran parte con suministro obligatorio”, esto es instituciones como hospitales, colegios, alcaldías y gobernaciones a las que la ley no permite que se les interrumpan los servicios públicos.

“Gas Natural Fenosa ya activó hace unos meses el proceso de conversaciones para tratar de resolver de manera negociada la situación de la compañía en el marco del tratado de protección recíproca de inversiones entre el Reino de España y la República de Colombia”, agregó el comunicado.

Según el controlador, al 30 de septiembre pasado, los fondos propios de Electricaribe ascendían a 1.867.102 millones de pesos colombianos (581 millones de euros)”, equivalentes a 623 millones de dólares.

El grupo español espera que la “administración temporal no tenga impacto sobre la operativa habitual de la sociedad” ni “sobre el resultado neto ni sobre el flujo de caja de Gas Natural Fenosa, no afectando por tanto a su actual política de dividendos”.

Acerca de ProfesionalesHoy (11003 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy