Última hora

El auditor dice que las “black” de Caja Madrid no eran visas de representación

San Fernando de Henares (Madrid), 18 nov (EFE).- El auditor Francisco Serrano Moracho, que ha declarado hoy en el juicio contra 65 usuarios de tarjetas opacas de Caja Madrid, ha asegurado que estas visas en ningún caso eran de representación, ya que permitían retirar efectivo en cajeros y tenían un estricto límite de gastos.

En su declaración como perito y tras elaborar un informe sobre las tarjetas a petición de la defensa del exconsejero José Antonio Moral Santín, Serrano ha explicado que una tarjeta de representación no puede permitir retirar efectivo en cajeros, ya que de ese modo es imposible controlar de qué desembolso se trata.

Además, ha señalado que, por su propia naturaleza, estas tarjetas no pueden tener límite de gasto, ya que en el desarrollo de las funciones de consejero puede haber momentos en los que se tenga que hacer frente a gastos muy elevados -viajes al extranjero, regalos- pero en otros la actividad puede ser mínima al igual que los cargos.

Asimismo, el auditor ha recordado que las tarjetas de los consejeros de Caja Madrid objeto del juicio no cuentan con justificantes de los gastos, ya que la entidad no los pedía a los usuarios.

Serrano ha indicado que, durante la elaboración de su informe pericial pudo constatar que tanto el Banco de España como la Agencia Tributaria tenían constancia de la existencia de estas tarjetas y de la cuenta en la que se inscribían; además, en un momento dado Hacienda, tras hacer una petición expresa de información, señaló que algunos de los importes no eran deducibles.

En este sentido, ha dicho que “de nada sirve una inspección si se limita a analizar las operaciones cotidianas”, ya que son las corporativas, aquellas que como el asunto de las tarjetas pasan por el Consejo de Administración, las que “realmente determinan el futuro de una entidad”.

A preguntas del abogado de la acusación particular que representa a Bankia, el auditor ha admitido que no ha sido capaz de situar las cantidades desembolsadas por los consejeros en ninguno de los informes de remuneraciones que ha manejado.

En su opinión, ese nivel de detalle era responsabilidad de Bankia, y por lo que él sabe no se hizo.

Ante el abogado de la acusación popular de la CGT, Serrano ha indicado que el traspaso de activos de Caja Madrid se hizo a BFA y posteriormente a la Fundación Caja Madrid, pero en ningún caso a Bankia, que no debería haber podido disponer del detalle de los importes gastados.

Con el fin de agilizar las últimas sesiones del juicio contra los 65 usuarios de las tarjetas acusados de apropiación indebida, la presidenta del Tribunal, Ángela Murillo, ha acordado para hoy la lectura de las primeras pruebas documentales, inicialmente programadas para el próximo 5 de diciembre.

La sección cuarta de la sala de lo Penal ha pospuesto la vista hasta ese mismo día, cuando celebrará la primera de las sesiones dedicadas a la lectura de las conclusiones de las partes apenas cuatro días antes de que la presidenta del Tribunal deje el proceso visto para sentencia.

Se cumplirá así el calendario de un juicio que, desde septiembre, sienta en el banquillo a los 65 usuarios de las tarjetas de Caja Madrid, entre ellos sus expresidentes Miguel Blesa y Rodrigo Rato, que se enfrentan a las penas más elevadas, seis y cuatro años y medio de prisión, respectivamente.

Acerca de ProfesionalesHoy (10952 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy