Última hora

El BCE deja en manos de expertos nacionales la inspección a la gran banca

Bruselas, 18 nov (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE), que desempeña el papel de Supervisor Único Bancario europeo, deja en manos de expertos nacionales la mayor parte de las inspecciones a las grandes empresas que le correspondería comprobar directamente, según un informe publicado hoy.

“Cuando lleva a cabo supervisiones directas en los mayores grupos bancarios, el BCE tiene que depender mucho de los recursos de personal provistos por las autoridades nacionales”, afirmó Neven Mates, miembro del Tribunal de Cuentas Europeo, en la presentación de un texto publicado sobre el Supervisor.

En el documento se analiza el inicio de la andadura del Supervisor que desde hace dos años se encarga de vigilar directamente 129 grupos bancarios con más de 21 billones de activos, y que conforma el primer pilar de la conocida como Unión Bancaria de la zona del euro.

El Supervisor Único Bancario ha tenido que echar mano a menudo de personal de las autoridades nacionales supervisoras, hasta el punto de que una gran mayoría de las inspecciones quedan en manos de este personal externo, según los auditores.

“Tan solo un 12 % del total de las inspecciones llevadas acabo ‘in situ’ por el momento han sido dirigidas por personal del BCE, mientras que el 92 % de todos los miembros de los equipos de inspección vienen de autoridades nacionales”, recalcó Mates.

En concreto, de enero a octubre de 2015 se realizaron 235 inspecciones en bancos, de las que 29 fueron lideradas por los expertos del BCE, según el informe, aunque Mates añadió que muchas otras tuvieron que suspenderse por falta de personal.

Para los auditores es “sorprendentemente bajo el actual nivel de involucramiento del BCE” en las inspecciones bancarias, algo que consideran que no está en línea con el “espíritu” de la regulación del propio Supervisor Único Bancario.

Esto crea “tensiones con la legislación”, afirmó Mates, a la vez que dificulta que Fráncfort evalúe la calidad del personal que participa en las inspecciones.

Los auditores aseguran que el BCE “no analizó de antemano de un modo apropiado las necesidades de personal, y por lo tanto parece que está actualmente sufriendo de carencia de personal”, en palabras de Mates.

Aunque los auditores reconocen el mérito de haber logrado crear una estructura tan compleja en un tiempo récord, apenas dos años, recalcan que para ello se echó mano de cálculos basados en los sistemas nacionales anteriores, sin pararse a pensar en las limitaciones que tenían, pese a que el estallido de la crisis financiera había evidenciado carencias.

“No hay soluciones fáciles”, recalcó Mates, quien recordó que esta estructura mixta, sin una separación total, se adoptó porque se consideró que era el único modo de no tener que cambiar los tratados europeos para crear el Supervisor.

El Tribunal también lamenta que el BCE se haya negado a dar parte de los documentos que se le han requerido, por lo que ahora están estudiando pedir más información, apoyándose en el Consejo de la UE o el Parlamento para pedir más información.

Otra opción que está sobre la mesa es llevar el caso al Tribunal de Justicia de la UE, que ya respaldó a los auditores en un caso anterior contra la Comisión Europea.

Al calor de la crisis y tras el rescate de varios bancos europeos, los socios de la eurozona decidieron crear el Supervisor Único para que se hiciera cargo de controlar la estabilidad financiera de 129 entidades de la zona, mientras que las de menor tamaño quedaron en manos de las autoridades de supervisión nacionales.

Acerca de ProfesionalesHoy (11045 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy