Euskadi expondrá a Montoro que ha pagado 1.600 millones de más por el Cupo

Vitoria, 4 dic (EFE).- El consejero vasco de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, expondrá en su reunión de mañana con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que Euskadi ha pagado al Estado 1.600 millones de más en los últimos años y reclamará un nuevo método para calcular el Cupo que zanje las discrepancias sobre su cuantía.

Durante la cita también se abordará la actualización del Concierto Económico y el objetivo de déficit autonómico, después de que el jueves se acordara elevarlo una décima, hasta del 0,6 % del PIB, lo que dotará a Euskadi de 66 millones más de capacidad de gasto en 2017.

En cualquier caso, buena parte de esta primera reunión oficial entre Azpiazu y Montoro versará sobre el Cupo, que es el dinero que el País Vasco paga al Estado cada año por las competencias no transferidas, como Defensa, Asuntos Exteriores e infraestructuras como puertos y aeropuertos.

La cantidad a pagar se calcula mediante una fórmula matemática que tiene en cuenta, entre otras cuestiones, el gasto total del Estado en estas materias y la riqueza de la comunidad autónoma, aunque posteriormente se aplica una serie de ajustes para establecer la cifra final.

El último acuerdo sobre esta fórmula se firmó en 2007 -cuando la cantidad anual quedó establecida en 1.565 millones- y era válido hasta 2011. Después debería haberse pactado una nueva cifra para el siguiente quinquenio (2012-2016) pero no ha sido posible hasta la fecha por las discrepancias en la aplicación de la fórmula.

El Gobierno Vasco considera que en los últimos años ha pagado alrededor de 1.600 millones de más y que el Cupo debería rondar los 850 millones, algo más de la mitad de lo que abona actualmente.

El Ejecutivo autonómico confía en que la minoría parlamentaria del Gobierno y la necesidad del PP de recabar apoyos para los Presupuestos Generales del Estado propicien un entendimiento sobre el Cupo.

De hecho la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha repetido en varias ocasiones en los últimos días la “voluntad de entendimiento” con el nuevo gabinete de Iñigo Urkullu e incluso se ha mostrado dispuesta a volver a analizar algunos de los recursos de inconstitucionalidad presentados contra leyes vascas.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, señaló el viernes que el Ejecutivo tiene conversaciones con todos y, entre ellos, incluyó de forma expresa al PNV.

Estos guiños han sido bien recibidos por los nacionalistas, que se congratulan de que “ahora el Gobierno del PP tiene prisa y necesidad” y “lo que antes era negro” pasa “a ser gris perla” y se puede hablar. “Bienvenido sea el cambio”, ha opinado el presidente de esta formación, Andoni Ortuzar, quien no obstante ha pedido “algún hecho” concreto que demuestre un “cambio de actitud” antes de empezar a negociar los presupuestos.

También en Euskadi el PNV y el PSE necesitan más apoyos en el Parlamento Vasco para aprobar sus cuentas, dado que su pacto de coalición se queda a un escaño de la mayoría absoluta, y con la abstención de los populares o de cualquier otro grupo sería suficiente.

En este clima, Azpiazu se reúne con Montoro en un encuentro que, según avanzó el viernes el consejero, servirá para empezar a “desbrozar” asuntos como el Cupo y el Concierto Económico, y sobre todo para “visualizar la relación bilateral y directa” entre ambos ejecutivos.

En la cita se abordará asimismo el nuevo objetivo del déficit autonómico para 2017 acordado el pasado jueves en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Fuentes del departamento vasco de Hacienda han recordado que Euskadi no forma parte del CPFF debido a su régimen foral y por tanto es “normal” que Azpiazu y Montoro hablen de este tema, aunque el margen de maniobra es escaso -recuerdan- porque las exigencias sobre el déficit las marca la Unión Europea.

Acerca de ProfesionalesHoy 16416 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy