Las defensas de las “black” señalan a De la Torre por avalar el uso de las tarjetas

San Fernando de Henares (Madrid), 21 dic (EFE).- Las defensas de varios antiguos consejeros de Caja Madrid han insistido hoy en la responsabilidad en el caso de las tarjetas opacas del ex secretario general, Enrique de la Torre, por haber instruido a los usuarios en el “libre uso” de las visas ahora objeto de juicio.

El letrado del exconsejero de la caja a propuesta del PP Ricardo Romero de Tejada ha dicho que es “impensable” que todos ellos, algunos de los cuales “no se conocían antes y tenían marcadas diferencias ideológicas”, usaran esa tarjeta para gastos personales, un hecho, ha asegurado, “sólo puede suceder” con base a las explicaciones ofrecidas por De la Torre.

Ante la sección cuarta de la sala de lo Penal, el abogado Alfonso Morales ha negado la existencia de “dolo masivo o audacia colectiva” por parte de los 65 acusados, que se enfrentan a penas de entre seis años y doce meses de prisión, especialmente si se considera el “escasísimo” poder del consejo de administración de Caja Madrid, como muestra que ninguno pudiera tener acceso a los extractos de su tarjeta.

Además, ha cargado abiertamente contra Bankia, a la que ha acusado de comportarse “con opacidad sobre todo en lo relativo a la contabilidad”, y de “cercenar” documentación, argumentos refrendados por el resto de las defensas durante la exposición de sus informes finales.

Hilario Hernández Marqués, abogado del exconsejero de Caja Madrid y exsecretario de Estado Estanislao Rodríguez Ponga, ha sido el primero en intervenir y ha negado validez alguna a las tablas de excel en las que figuran los supuestos desembolsos al no estar acreditado que el volcado de datos contó con las garantías necesarias para ser admitidas como prueba por un tribunal.

También ha insistido en que las tarjetas formaban parte de “un sistema, llámese de retribución o de remuneración”, que pese a lo que afirmó el director de auditoría interna de Bankia, Iñaki Azaola, estaba perfectamente definido en un acta del consejo de administración de mayo de 1988.

En este sentido, ha aseverado que la Audiencia Nacional no está enjuiciando el caso de las tarjetas, sino “un sistema” que ya existía en la época del expresidente de la caja, Jaime Terceiro, “como ha quedado acreditado”.

En el mismo sentido se ha manifestado la representante legal de Antonio Romero, que ha incidido en la “manipulación” de la principal prueba inculpatoria, y ha recordado que en los extractos de las tarjetas había omisiones y errores; únicamente ha admitido la existencia de un posible delito fiscal, del que no están acusados los 65 usuarios de las tarjetas.

Todos los letrados se han referido al proceso que dio lugar a BFA Bankia para rechazar que la entidad pueda considerarse heredera de Caja Madrid y, por tanto, “perjudicada” por el presunto deterioro causado por los usuarios de las tarjetas.

Acerca de ProfesionalesHoy 16396 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy