La banca MPS fracasa con su ampliación de capital y el Gobierno italiano aprueba el rescate

Roma, 22 dic (EFE).- La italiana Banca Monte dei Paschi di Siena (MPS) fracasó hoy en su ampliación de capital por 5.000 millones de euros y acto seguido el Gobierno creó por decreto un fondo destinado a ayudar a la banca y al resto de entidades en apuros.

El decreto, bautizado como “salva-ahorros”, fue presentado a medianoche y, con una dotación de 20.000 millones de euros, permitirá al Estado llevar a cabo medidas que garanticen la liquidez de los bancos con problemas y que refuercen su posición patrimonial.

Según se lee en un comunicado, la maniobra permitirá al Tesoro italiano adquirir acciones de un banco interesado en una recapitalización “como precaución” así como proteger a sus clientes con un procedimiento de compensación.

De este modo se espera que el Gobierno intervenga participando en un aumento de capital en MPS, de la que el Ministerio de Economía y Finanzas ya posee un 4 % y que ahora podría convertirse en accionista mayoritario.

El ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, señaló en rueda de prensa que será MPS la que deberá solicitar la inyección de fondos públicos para acometer una ampliación de capital que el Banco Central Europeo ha dicho que debe producirse antes de fin de año.

“Esperamos que MPS solicite la activación de los recursos en base a los mecanismos previstos y esto asegurará las necesidades de capital y permitirá a la banca continuar con su Plan Industrial, que deberá ser aprobado por las autoridades europeas”, dijo Padoan.

En cualquier caso, explicó que “la cantidad de la intervención de recapitalización como precaución -de la que no aportó cifras- será suficiente para colmar los requisitos identificados en las pruebas de estrés” comunitarias.

El decreto fue aprobado el mismo día en el que MPS anunció el fracaso de su ampliación de capital por 5.000 millones, integrado en sus planes de saneamiento.

De este modo confirmó lo que era ya un secreto a voces, que su intento de recapitalizarse en el mercado no había llegado a buen puerto debido a la ausencia de grandes inversores interesados.

MPS explicó que finalmente no ha recibido el interés de ningún “inversor ancla” dispuesto a invertir una cantidad de recursos considerables para atraer a otros capitales, a pesar del supuesto interés inicial en la operación del fondo soberano de Catar.

Esta circunstancia “ha influido negativamente en las decisiones de inversión de los inversores institucionales, limitando significativamente las adhesiones a la oferta”, aclaró la banca.

El aumento de capital es uno de los pilares del programa para sanear la considerada entidad bancaria más antigua del mundo, que además pretende ceder los 27.000 millones de euros en créditos morosos que acumula.

Paralelamente MPS había logrado captar 2.447 millones en sendas ofertas de canje de deuda subordinada por acciones, dirigidas a los accionistas institucionales y, por otro lado, a 40.000 pequeños ahorradores, que respondieron por encima de las espectativas.

Pero finalmente este resultado de poco ha servido y el banco toscano ha avanzado que estos bonos serán devueltos a sus propietarios en los términos indicados en la oferta.

Y es que la entidad, que ha sufrido continuas turbulencias en los últimos quince años, padece acuciantes problemas de liquidez.

En un informe publicado recientemente asegura que, de no lograr su objetivo de ampliar su capital gracias al mercado, entraría en números rojos en cuatro meses y no en once como había comunicado el pasado 16 de diciembre.

En concreto advirtió que ya en el quinto mes su situación registraría 15 millones en negativo y que empeoraría en el duodécimo mes hasta un saldo negativo de 740 millones de euros.

El objetivo final del Gobierno, por ende, es estabilizar el tercer banco por nivel de activos de un sector bancario que acumula 360.000 millones en créditos morosos, 200.000 millones altamente insolventes, según un informe de julio del Ministerio de Economía.

Por otro lado la banca de Siena ha experimentado meses de gran volatilidad en la Bolsa de Milán, índice de referencia en Italia, hasta el punto de que en lo que va de año ha perdido el 87,43 % de su valor.

A la espera de conocerse el resultado de la ampliación, los títulos de MPS se depreciaron este jueves un 7,48 % en el parqué milanés, registrando así la caída más pronunciada del sector bancario que concurre en su índice selectivo.

Por esta razón, el regulador bursátil, la CONSOB, ha decretado la suspensión de las negociaciones de MPS en los mercados durante toda la jornada del viernes, algo que Padoan consideró “absolutamente normal”.

Acerca de ProfesionalesHoy 15779 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy