El Tesoro español eleva el coste de la deuda ante las tensiones del mercado

Madrid, 2 feb (EFE).- España ha logrado colocar hoy 4.314,5 millones de euros en deuda a largo plazo, aunque ha tenido que elevar el interés aplicado a todas las denominaciones, ante las tensiones que vive el mercado y que han provocado que el bono a diez años nacional haya tocado máximos desde febrero de 2015.

Los expertos consultados consideran que las especulaciones sobre una posible retirada de estímulos por parte del Banco Central Europeo (BCE), ante el alza de la inflación, y las acciones llevadas a cabo por el nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, están provocado que los inversores se refugien en valores seguros.

En esta huida, los inversores apuestan por el oro o el bono alemán -considerado el más seguro de Europa- cuya caída provoca un alza en las primas de riesgo.

Desde XTB, Javier Urones también ha considerado que el giro en política monetaria que probablemente experimentarán la gran mayoría de bancos centrales durante este año es la principal causa para la finalización “del rally” en la renta fija.

“Cada vez son menos los inversores que creen que las rentabilidades exigidas se pueden seguir reduciendo”, según Urones, que en este sentido, ha vaticinado que probablemente, estemos cerca de alcanzar el suelo en cuanto a rentabilidades de renta fija soberana.

Así, ha considerado que sería normal, sobre todo si la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) cumple su calendario de subidas de tipos, “ver como poco a poco los intereses de la deuda escalan hacia cotas más altas”.

Pese al alza de la rentabilidad, el apetito de los inversores por la deuda española sigue siendo alto, ya que en la puja de hoy, el mercado ha solicitado más de 7.729 millones de euros.

De esta manera, la ratio de cobertura, que es la diferencia entre lo que han demandado los inversores y lo que finalmente se ha colocado, ha sido de casi 1,8 veces.

De los 4.314,5 millones de euros adjudicados hoy, la mayor parte, 1.546 millones han salido en bonos a tres años, que aunque han registrado una mayor rentabilidad, ésta sigue siendo negativa.

En concreto, los bonos a tres años se ha adjudicado a un interés marginal del -0,115 %, superior al -0,229 % previo.

Igualmente, España ha colocado otros 862,5 millones de euros en obligaciones a diez años indexadas a la inflación, que han salido con una rentabilidad marginal del 0,180 %, también por encima del 0,167 % anterior.

Por último, el Tesoro ha vendido 1.110,8 millones de euros en obligaciones a quince años, a un rendimiento del 2,159 % muy superior que el 1,571 % aplicado previamente.

Otros 795,2 millones de euros han sido en obligaciones a 30 años, con vida residual de 20, que se han adjudicado a un interés marginal del 2,615 %, también mucho mayor que el 1,783 % de la subasta anterior.

La puja celebrada hoy era la primera prevista para febrero, aunque en este mes, el Tesoro espera llevar a cabo otras cuatro subastas más.

La próxima fijada en el calendario oficial será el 14 de febrero, cuando el Tesoro subastará letras a seis y doce meses, y dos días más tarde, el 16, venderá bonos y obligaciones del Estado.

El día 21 de febrero, la puja será de letras a tres y nueve meses.

En el primer mes de 2017, el Tesoro Público español ya logró cubrir casi el 15 % de su objetivo anual de financiación a medio y largo plazo, que alcanza los 122.904 millones de euros.

Acerca de ProfesionalesHoy 16814 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy