La confianza del consumidor disminuye en enero por la situación actual

Madrid, 3 feb (EFE).- La confianza de los consumidores ha disminuido en enero por una peor percepción de la situación actual y, en menor medida, por un ligero descenso de las expectativas, según el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC), publicado hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El ICC de enero se situó en 98,3 puntos, 2,4 puntos por debajo del dato del mes anterior, debido principalmente al descenso de la valoración de la situación actual (3,3 puntos menos), aunque también influyó una leve bajada (1,7 puntos) del índice de expectativas.

No obstante, en relación con enero del pasado año el descenso es menos significativo, ya que la confianza ha caído 0,8 puntos, consecuencia de una menor valoración de la situación actual (3,5 puntos), mientras que aumenta la de las expectativas (1,9 puntos).

El ICC, como los indicadores de situación actual y de expectativas, puede tomar valores que oscilan entre 0 y 200, de forma que, por encima de 100, indica una percepción positiva de los consumidores y, por debajo de 100, una percepción negativa.

El índice de valoración de la situación actual se situó en enero en 88,9 puntos, según el CIS, que ha atribuido a la mala evolución de todos sus componentes.

Así, la valoración de la evolución general de la economía bajó 3 puntos y la percepción de las posibilidades del mercado de trabajo, 2,7 puntos, si bien el mayor descenso lo protagonizó la situación de los hogares (4,1 puntos menos), una partida que durante la mayor parte de 2016 fue la que tiró al alza del índice.

En cuanto al descenso de las expectativas, hasta situarse en los 107,6 puntos, se debió al fuerte retroceso de las perspectivas sobre la situación económica general (3,5 puntos menos) y, en menor medida, de la situación de los hogares (1,6 puntos menos), mientras que las referidas al mercado de trabajo permanecieron sin cambios.

En enero experimentaron un “notable descenso” las expectativas de ahorro (6,3 puntos menos) y de consumo (4,5 puntos menos), mientras que las perspectivas de inflación subieron 3,1 puntos y se encuentran cerca de batir su récord alcanzado en octubre de 2007, un comportamiento que siguen los tipos de interés, aunque menos acusado.

Según la encuesta del CIS, esta peor percepción de la situación económica se refleja en que el número de personas que afirma llegar justo a fin de mes alcanza al 43,8 %, que así lo asegura, o que, incluso, ha tenido que contraer deudas o echar mano de sus ahorros, como le ocurre a otro casi 19 %.

El 12,3 % piensa que la situación económica actual de su hogar es mejor que hace seis meses, sobre todo, por la incorporación de algún miembro al mercado de trabajo, frente al 25,8 % que asegura que su situación es peor, por el incremento de los precios, perdiendo fuerza el estar o tener a un familiar en el paro.

De hecho, el CIS revela que el 34,6 % de los encuestados afirma que ninguna persona en su entorno se encuentra en paro, aunque el 75,1 % añade que la situación para encontrar un puesto de trabajo es igual o peor que hace seis meses.

En definitiva, más de 3 de cada 10 personas consideran que la situación actual de la economía española es peor que en los últimos seis meses.

De cara al futuro, el 40,6 % de los encuestados cree que la situación para encontrar un puesto de trabajo será mejor en los próximos seis meses y el 30,3 % piensa que será peor.

En cuanto a las posibilidades de ahorro, el 14,2 % de los entrevistados opina que serán mayores durante el próximo año, el 56,6 % que serán iguales, y el 28,1 % que serán peores.

En general, el 39,2 % de los consultados opina que la situación económica irá a mejor, el 26,4 % que será igual, y el 31,5 % que será peor.

Acerca de ProfesionalesHoy 20426 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy