Fitch mantiene a Portugal en bono basura con perspectiva “estable”

Lisboa, 3 feb (EFE).- La agencia de calificación de Fitch mantuvo hoy a la deuda soberana de Portugal en el primer escalón de “bono basura” (BB+) con perspectiva “estable”, aunque alertó de los problemas del sistema financiero y del impacto que puede tener la recapitalización de la Caixa Geral de Depósitos (CGD) en el déficit.

En un comunicado, Fitch destacó que Portugal cuenta con instituciones “robustas”, un ambiente empresarial “fuerte” y uno de los ingresos per cápita más altos de la categoría “BB”, pero alertó al mismo tiempo sobre el nivel elevado de deuda pública y privada, el crecimiento “débil” y problemas en el sistema financiero.

La agencia reconoció la recuperación económica del país en 2016 pero señaló que espera un crecimiento del 1,3 % al cierre de 2016, “muy por debajo del 1,8 % previsto en los Presupuestos”.

Aun así, recordó que el Ejecutivo luso ya ha avanzado que el déficit público no superará el 2,3 % y reconoció que “a pesar del débil crecimiento de los ingresos, el Gobierno consiguió cumplir con la meta al implementar una estrategia restringida de consolidación”.

Fitch alertó del impacto que la recapitalización de la estatal Caixa Geral de Depósitos (CGD) puede tener en el déficit y estima que este indicador cierre 2017 en el 3 %, porcentaje del cual un 1,1 % estaría atribuido al refuerzo del banco público.

Asimismo señaló que “quedan muchos progresos por hacer” en cuanto al sistema bancario, como el proceso de venta del Novo Banco, que todavía no ha sido concluido.

La agencia avisó de que cualquier reforma en el sistema bancario requerirá “un esfuerzo político de concertación” del Gobierno liderado por Antonio Costa para obtener el apoyo de sus socios de la izquierda radical.

“Hasta ahora Costa ha manejado bien las diferencias entre partidos, lo que asegura la estabilidad política. Sin embargo, hay poco espacio para implementar reformas estructurales ambiciosas en otras áreas”, señaló.

Fitch se posiciona así junto a las otras dos principales agencias de calificación, Moody’s y Standard and Poor’s, que también mantienen a Portugal a un nivel de salir del “bono basura”.

La única agencia que recomienda la inversión en deuda lusa es la canadiense DBRS, lo que permite a Portugal seguir teniendo acceso al programa de compra de deuda del Banco Central Europeo (BCE).

Acerca de ProfesionalesHoy 16814 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy