La parada general de Petronor alcanza el pico más alto de trabajadores con 2.100

Muskiz (Bizkaia), 8 feb (EFE).- La parada general de Petronor ha superado su ecuador y alcanzado su pico máximo de personal, con unos 2.100 empleados de empresas externas diarios trabajando para que las instalaciones estén de nuevo operativas el 28 de febrero.

La refinería de Petronor inició el 16 de enero su parada general, con un presupuesto de 49 millones de euros, que afecta a la Planta de Coque (URF), Refinería 2 y la Unidad de Vacío del área de Conversión, lo que ha supuesto el cese del 75 % de la actividad total de las instalaciones de refino.

Durante una visita de medios de comunicación a la refinería, el director de Fiabilidad y Mantenimiento de Petronor, Pedro Boyra, ha señalado que los trabajos están discurriendo “con normalidad” y que ya se ha pasado “el ecuador de la parada”.

Ha explicado que en este tipo de paradas generales se inspeccionan todos los equipos para “saber en qué estado están” y se definen y ejecutan las reparaciones que hay que realizar en esos equipos para “garantizar el siguiente ciclo productivo” de la refinería.

En las actualidad, ya se ha realizado el 98 % de las inspecciones y se está acometiendo “la fase de ejecución de las reparaciones” necesarias y la instalación de las modificaciones y mejoras que se habían previsto para “mejorar el siguiente ciclo productivo”.

Ha señalado que las reparaciones que se van a acometer tras la revisión de las instalaciones están “en línea con lo que estimábamos” y que no se ha encontrado “nada significativo”, por lo que los responsables de la compañía están “bastante contentos de cómo han operado las unidades en este ciclo”.

Hasta el momento, según ha señalado Boyra, se llevan más de 400.000 horas/hombre trabajadas, y se mantiene la estimación de que se concluirá la parada con unas 620.000 horas/hombre trabajadas.

La parada alcanzó, a partir del 1 de febrero, el pico de personal externo más alto y en la actualidad se encuentra “en esa meseta” con unas 2.100 personas, una cifra “un poco por encima” de los 2.000 trabajadores que se había considerado inicialmente.

Boyra ha manifestado que “esa meseta” de 2.100 trabajadores se mantendrá hasta finales de esta semana o comienzos de la próxima cuando el pico de trabajadores comenzará a bajar hasta que termine la parada, que incluye la revisión de las instalaciones e inversiones de innovación tecnológica.

Ha señalado que se puede producir “un pequeño retraso” en la puesta en marcha de tres de las más de 30 unidades afectadas por la parada, pero las demás se arrancarán “en fecha”, por lo que el 28 de febrero la refinería estará en una situación “normal de producción”.

Ha indicado que no todas las unidades arrancan a la vez, sino que, al igual que se hace cuando se paran, se ponen en marcha “de manera secuencial” y ha señalado que una desulfuradora de gasoil que se ha incluido en esta parada general “ya está arrancada”.

Ha destacado que la próxima semana tendrá lugar “un hito importante” con el arranque de la unidad de FCC en la que se han instalado dos nuevos compresores, la mayor inversión de esta parada, que “cambian significativamente el plano de la eficiencia en esta refinería”.

Además, ha señalado que la Planta de Coque (URF), que se está sometiendo a su primera revisión desde su inauguración en abril de 2013, tiene previsto “iniciar su arranque” el jueves de la próxima semana para que a la siguiente esté “en producción”.

Durante la parada se instalarán en la Planta de Coque (URF), dos prototipos tecnológicos desarrollados por Ikerlan y Gaiker, dentro del programa de innovación Inspîre convocado por Petronor, para evitar el riesgo de emisión de polvo al exterior.

Acerca de ProfesionalesHoy 16789 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy