España coloca letras a tipos negativos en nuevos mínimos históricos

Madrid, 14 feb (EFE).- El Tesoro Público español ha logrado colocar hoy 5.005,85 millones de euros en letras a seis y doce meses, que han salido a un interés marginal negativo que, de nuevo, ha marcado mínimos históricos.

Esto significa que España cobra un interés récord a los inversores que adquieran este tipo de deuda.

Del total del volumen adjudicado hoy, la mayor parte, 4.535,8 millones de euros, han sido en letras a doce meses, que han registrado un rendimiento marginal del -0,291 %, aún más negativo que el -0,287 % anterior.

Otros 470 millones de euros han sido vendidos en letras a seis meses, que se han adjudicado a un interés del -0,363 %, frente al -0,360 % de la puja previa.

Pese a la caída del rendimiento, el analista de XTB Javier Urones ha advertido de que el resultado de la puja de hoy ha sido prácticamente similar al de la anterior subasta.

Un resultado con el que, no obstante, España ha conseguido evitar el repunte que está sufriendo la rentabilidad exigida a la deuda europea, entre ella, la española, afectada por las “dudas” que despiertan las elecciones primarias francesas, después de que algunas encuestas sitúen como favorita a la ultraderechista Marine Le Pen, partidaria de abandonar el euro y la Unión Europea.

Este hecho “parece haber servido para enfriar el apetito inversor” e impedir que se mejoren en mayor medida los resultados en el mercado de renta fija, ha precisado Urones.

En un contexto más global, hay que ser conscientes de que a medida que se acerque marzo, mes en la que se reducirá la cuantía del programa de compras de deuda del Banco Central Europeo (BCE), las rentabilidades de la deuda empezarán a elevarse, ha concluido.

Pese al contexto en el que se encuentra el mercado de deuda, que en días previos también acusó las nuevas medidas anunciadas por el presidente de EEUU, Donald Trump, el Tesoro Público español ha logrado hoy cobrar aún más a los inversores por adquirir letras a seis y doce meses.

Y ello, con una demanda por parte de los inversores que ha alcanzado los 11.258,8 millones de euros, con lo que la ratio de cobertura -diferencia entre lo solicitado y lo finalmente colocado- ha sido muy alta, de 2,2 veces.

Además, el importe adjudicado hoy, 5.006 millones de euros, se ha situado en la parte media del objetivo previsto por el Tesoro para la subasta, que oscilaba entre 4.500 y 5.500 millones de euros.

La puja de hoy es la primera que lleva a cabo el Tesoro esta semana, ya que el 16 de febrero tiene previsto subastar entre 4.000 y 5.000 millones de euros en bonos a cinco años, obligaciones a diez, y otras que vencen en 2028.

La última vez que España subastó deuda a largo plazo fue el pasado 2 de febrero, cuando vendió 4.314,5 millones de euros en bonos a tres años, obligaciones a diez años indexadas a la inflación, y obligaciones a quince, y a treinta años que, no obstante, salieron a un mayor interés.

En aquel momento, la prima de riesgo española superaba los 140 puntos básicos, con el rendimiento del bono de referencia español -a diez años- en el 1,786 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 16788 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy