La inflación de China registra en enero su mayor alza en más de dos años

Pekín, 14 feb (EFE).- La inflación de China se aceleró en enero y registró su mayor alza en más de dos años, principalmente impulsada por la celebración del Año Nuevo Lunar y los precios de la energía.

El índice de precios al consumo (IPC) del país repuntó en enero hasta el 2,5 % interanual, cuatro décimas más que en diciembre, según datos oficiales publicados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas.

Se trata de un máximo que no se registraba desde mayo de 2014, y el organismo oficial lo atribuye a la subida del precio de los alimentos, el transporte o el turismo provocado por la festividad del Año Nuevo Chino, que este año comenzó a finales de enero, antes que el año anterior, cuando cayó en febrero.

Los precios de los alimentos -que suponen un tercio del valor de la cesta del comprador chino- crecieron hasta el 2,7 % interanual el mes pasado, tras el 2,4 % del anterior, debido al aumento del coste de la carne de cerdo y las verduras.

Por otra parte, los bienes no alimentarios se encarecieron en enero hasta el 2,5 % interanual, cinco décimas por encima del dato de diciembre y registrando así su máximo en cinco años.

En la misma línea se situó el índice de precios a la producción (IPP), que mide la inflación al por mayor, y que en enero también subió con fuerza, en este caso, hasta el 6,9 % respecto al mismo mes del año anterior, tras la subida del 5,5 % de diciembre.

El comportamiento de ambos índices superó las expectativas de los analistas, y desde la firma Capital Economics consideran que, aparte de la distorsión estacional del Año Nuevo Lunar, la principal causa es la inflación del coste de la energía.

No obstante, el experto de dicha firma Julian Evans-Pritchard augura que la subida no se convertirá en tendencia este año.

“De cara al futuro, no esperamos que estas tasas de inflación general continúen”, subraya el analista en un comunicado. Evans-Pritchard considera que la ralentización del crecimiento de los ingresos, el enfriamiento del sector inmobiliario y el reciente giro de la política monetaria china mantendrán bajo control los precios a medio-largo plazo.

A principios de este mes, el Banco Central realizó un ajuste monetario al anunciar, el primer día en que abrieron los mercados tras la semana de fiesta por el Año Nuevo Chino, una subida de los tipos de interés en operaciones de mercado abierto en diez puntos básicos.

La decisión del Banco Central fue vista entonces por los analistas como un indicio del endurecimiento de la política monetaria de China, en medio de las preocupaciones por los niveles de deuda y las burbujas de activos.

Sin embargo, el nivel de inflación se sigue situando muy lejos del límite establecido por el Gobierno, en el 3 %, por lo que aún da margen a los estímulos en el caso de que el crecimiento de la potencia china se resienta.

En 2016, la segunda economía mundial creció un 6,7 % respecto al año anterior, la tasa de crecimiento más baja desde 1990 (como ocurrió en 2015 y 2014) pero dentro de los márgenes establecidos por Pekín.

Acerca de ProfesionalesHoy 16789 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy