El conflicto de la estiba vuelve al punto de partida con un nuevo aviso de paros

Madrid, 21 feb (EFE).- El conflicto de la estiba vuelve al punto de partida después de que los sindicatos presentaran hoy un nuevo preaviso de huelga para nueve jornadas alternas a partir del 6 de marzo, que se hará efectivo si el Gobierno aprueba este viernes sin modificaciones el real decreto-ley de reforma del sector.

Los sindicatos y la patronal Anesco, que han retomado hoy el diálogo, volverán a verse mañana, miércoles, por la tarde, aunque ya por la mañana las partes se reunirán por separado con el mediador, el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña.

Las jornadas de huelga, de producirse, se desarrollarán durante tres semanas, hasta el 24 de marzo, a razón de tres días alternos por semana -lunes, miércoles y viernes- y, al igual que los paros anteriores, que fueron desconvocados, en horas también alternas, ha explicado el responsable de la Coordinadora de Trabajadores del Mar (CETM), Antolín Goya.

Goya ha señalado, al término de la reunión, que los sindicatos han hecho efectivo el preaviso de huelga al confirmarles el mediador su falta de capacidad en incidir en el texto del decreto y la intención “clara” del Ministerio de Fomento de presentar la reforma este viernes en los mismos términos de antes.

El líder de la Coordinadora ha mostrado el malestar de los sindicatos que acudían a la negociación pensando que iba a estar presente un representante del Ministerio de Empleo, que se había ofrecido a mediar.

“Al final lo han tratado como si fuera un conflicto entre empresas y trabajadores”, ha recalcado.

Goya ha asegurado que, si hay un proceso negociador y un compromiso de que no se presenta el decreto, que el Gobierno plantea para dar respuesta a una sentencia condenatoria europea de diciembre de 2014, hasta que no haya un consenso, “retiraríamos el preaviso”.

“Evidentemente, le hemos pedido a la mediación que transmita al Gobierno que, mientras estemos en proceso de negociación, no se lleve adelante el decreto y que haya un plazo que dé suficiente tiempo a las partes para negociar”.

“Es solamente la presentación de un preaviso y, si no se presenta el decreto y se llega a un acuerdo, estamos en perfectas condiciones para no ejecutar el derecho a huelga y no llevarla adelante”, ha recalcado.

Según Goya, las organizaciones sindicales están en disposición de negociar, pero creen que hay “una necesidad imperiosa” de que tanto el Ministerio de Fomento como el de Empleo tomen partido en la mesa.

Goya ha precisado que empresas y trabajadores pueden “buscar puntos de acuerdo” que hagan entender al Gobierno que es necesario cambiar algunos términos del decreto que van “mucho más allá de lo que dice la sentencia” del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE).

Para los sindicatos, es “esencial” la garantía de empleo de los trabajadores que desarrollan esta actividad.

“Nos parece absolutamente abominable”, ha dicho Goya, lo que está planteando el decreto: despedir a trabajadores de una empresa privada con subvenciones públicas para que esas labores las realicen estibadores de empresas de trabajo temporal.

Por su parte, la patronal Anesco ha reiterado su disposición para negociar en el nuevo proceso abierto hoy y ha lamentado “profundamente” la decisión de la representación sindical de registrar una nueva convocatoria de huelga.

Anesco ha asegurado que pretende “poner el acento en la continuidad del empleo, el respeto a la preservación de los derechos adquiridos por los trabajadores de la estiba, en la formación y la prevención de riesgos laborales”.

La patronal ha vuelto a denunciar que continúan acciones de huelga encubierta en los puertos, mediante bajos ritmos coordinados, especialmente en Valencia, Alicante y Cádiz.

Coincidiendo con la reunión entre estibadores y patronal, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha asegurado en el Senado que “urge aprobar” el real decreto-ley sobre el nuevo modelo de estiba y ha recalcado que el “único interés” del Gobierno es “cumplir con la sentencia” del Tribunal de la UE.

De la Serna ha recordado que el real decreto ley da un margen de un año para adaptar los convenios colectivos, lo que ha considerado “tiempo más que suficiente si hay voluntad” para el diálogo entre la patronal y los sindicatos.

Los estibadores españolas han contado hoy con el apoyo del Consejo Internacional de Estibadores (IDC, por sus siglas en inglés), que ha celebrado un encuentro en Algeciras (Cádiz).

Su coordinador, Jordi Aragunde, ha pedido al Gobierno español un “diálogo franco” en el conflicto de la estiba y ha dicho que habrá movilizaciones “a nivel mundial” en caso de que el decreto se apruebe sin consenso.

Acerca de ProfesionalesHoy 16789 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy