Bruselas avisa a España por la deuda, el déficit regional y el mercado laboral

Bruselas, 22 feb (EFE).- La Comisión Europea (CE) advirtió hoy a España de que en su horizonte económico se vislumbran desafíos ligados a una elevada deuda pública, un déficit de las Comunidades Autónomas que no termina de estar bajo control y un mercado laboral que incentiva la contratación temporal.

“El legado de la crisis todavía no se ha superado totalmente, y persisten riesgos importantes”, avisa el Ejecutivo comunitario en su informe anual sobre la economía y las reformas sociales en España, un análisis de casi 80 páginas que servirá de base para las recomendaciones políticas que Bruselas hará a Madrid en primavera.

El diagnóstico de la Comisión parte de que la recuperación económica en España es “fuerte” gracias a las reformas estructurales aplicadas en los últimos años pero también a factores externos favorables, como los bajos precios de la energía, y vaticina que el crecimiento, aunque se ralentizará, seguirá siendo “robusto” en los próximos meses.

Sin embargo, Bruselas deja poco espacio para la complacencia y a renglón seguido avisa de que sigue habiendo “grandes desequilibrios” que, en forma de deuda externa e interna, pública y privada, hacen al país vulnerable a choques económicos en un contexto en el que el paro sigue siendo demasiado alto.

Aunque el superávit por cuenta corriente ha ayudado a paliar la situación por el lado público y el crecimiento ha permitido reducir el endeudamiento privado, la Comisión insiste en que aún tiene que bajar el endeudamiento de las familias y prevé que la deuda pública siga creciendo hasta rozar el 108 % del PIB en 2027.

Bruselas lo achaca a que el déficit, aunque se está reduciendo, sigue siendo “alto”.

Por el flanco fiscal, la CE subraya que existen “altos riesgos a medio plazo” y señala con el dedo a los desvíos presupuestarios de las Comunidades autónomas y a un problema de ingresos por la recaudación del IVA y de las tasas medioambientales.

En concreto, Bruselas cree que España ha hecho un “uso limitado” de las herramientas para “corregir y prevenir” el déficit regional, que supone cerca de un tercio del total de déficit público, y que esto no ha proporcionado “incentivos suficientes” como para meter en vereda a las CCAA.

“La cooperación de los gobiernos regionales es crítica para que España alcance sus metas”, dice la CE, que hace apenas una semana advertía de que si el Gobierno no adopta nuevas medidas el déficit se irá al 4,7 % en 2016 y al 3,5 % este año, una y cuatro décimas por encima de sus objetivos, respectivamente.

En cuanto a los impuestos, Bruselas señala que España ingresa menos que sus socios de la eurozona, en particular porque hace un uso “extenso” de los tipos reducidos del IVA y porque sus tasas medioambientales están por debajo de la media europea.

Advierte de que si se abordan estas “brechas” los beneficios para las arcas españolas podrían aumentar.

Bruselas afea a España que haya hecho “progresos limitados” con respecto a las reformas que le pidió hace un año para mejorar su legislación en materia de contratación pública, la coordinación entre los servicios de empleo y sociales, e impulsar las ayudas a las familias, así como que no haya avanzado en la regulación de los servicios profesionales.

Por otra parte, la CE insiste en que el paro y el riesgo de exclusión social siguen siendo demasiado altos pese a las recientes mejoras, y advierte de que “el uso generalizado de contratos temporales pude afectar negativamente a la situación social”.

Señala que la reforma laboral ha tenido un efecto “ligeramente positivo” para reducir la segmentación entre contratos indefinidos y temporales, pero que algunos aspectos de la misma “aún crean un incentivo” para los contratos temporales que, dice, “están asociados con peores condiciones e trabajo y mayor riesgo de pobreza”.

Bruselas subraya además que los beneficios sociales, salvo las pensiones, son “limitados” y son particularmente bajos para las familias.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, consideró que el informe es “positivo”, pero subrayó que, “por supuesto, queda mucho por hacer cuando la tasa de paro es del 18,6 %, por lo que hay que continuar con el mantenimiento del crecimiento económico y del empleo”.

El análisis de Bruselas llega en plena negociación de los presupuestos para 2017 y, aunque las recomendaciones concretas no llegarán hasta mayo, la CE deja entrever que seguirá apretando a España por el flanco fiscal e insistirá en las reformas estructurales pendientes.

“Más acciones políticas ayudarían a mantener el superávit con el exterior, garantizarían una reducción duradera del déficit público y apoyarían el crecimiento sostenible”, avanzaba ya el Ejecutivo.

Acerca de ProfesionalesHoy 16789 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy