Urkullu ve “razones acuciantes” para acometer una reforma fiscal en Euskadi

Bilbao, 27 feb (EFE).- El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha considerado hoy que hay “razones acuciantes” para acometer una reforma fiscal vasca “enfocada a disponer de suficiencia financiera” para mantener los servicios sociales y favorecer el crecimiento económico.

En su intervención como ponente en el Foro Expectativas Económicas celebrado hoy en Bilbao, Urkullu ha explicado que los dos partidos de coalición que sostienen su ejecutivo, PNV y PSE, están trabajando sobre la base del acuerdo de la reforma fiscal que entró en vigor en el año 2014, cuya vigencia terminó en la legislatura anterior.

“Estábamos obligados a hacer una relectura” de esa reforma, con el objetivo “de garantizar la sostenibilidad futura de los servicios esenciales” y como coadyuvante de la actividad económica y la generación del empleo, ha dicho.

A su juicio, PNV y PSE deben ser quienes “lideren” esa “reflexión” sobre la política fiscal, si bien ha aclarado que se hará desde “el consenso con la representación interinstitucional” y con otros partidos.

“Creo que no está en nuestro ADN perjudicar o castigar a nadie”, y “no creo que el Gobierno (vasco) haya sido corregido ni tampoco que pretendamos corregir a nadie” en materia de política fiscal, ha señalado Uukullu.

Ha valorado precisamente el acuerdo de coalición de su partido con el PSE para liderar el Ejecutivo, que aporta “estabilidad y capacidad de acometer, desde la pluralidad y el acuerdo, los retos trascendentales de estos próximos años”, y que recogía precisamente esa actualización de la política fiscal.

Ha planteado “el reto de articular una política económica que garantice la viabilidad de las empresas, genere empleo de calidad y permita transformar la riqueza en políticas públicas que garanticen los servicios esenciales, modernicen el país en un escenario más abierto y permitan invertir en los nuevos sectores de futuro de la economía y la empresa vasca”.

Para Urkullu, se debe repensar la política fiscal “desde el proyecto de un país compartido” y por ello se debe ofrecer “una misma línea de actuación en los tres territorios”.

Además, ha asegurado que su gobierno va a hablar con todos los partidos representados en el Parlamento para sacar adelante su proyecto de Presupuestos y que así, “de entrada”, no va a plantear “vetos ni exclusiones a ninguna formación”.

El lehendakari ha reconocido que el sistema de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) requiere “de un mayor control”, si bien ha advertido de que los escasos casos de fraude de ese sistema “no deben estigmatizar” a la mayoría de los perceptores.

Según Urkullu, la concesión de la RGI “en sus inicios está bien hecha”, pero se requiere “un mayor rigor en la gestión de esas ayudas” y por ello el Gobierno vasco va a plantear una revisión y una posible reforma de ese sistema de ayudas en un plazo de dos meses y medio.

Sobre la fiscalidad a las empresas vascas respecto a la que existe en otros puntos del Estado, el lehendakari ha afirmado que, “frente a atractivos coyunturales” de Madrid, como Comunidad Autónoma que es “centrifugadora de la economía productiva del resto del Estado”, “es importante destacar el compromiso de los empresarios vascos manteniéndose aquí, aún cuando la presión fiscal sea algo mayor en algunos casos que en Madrid”, ha reflexionado.

Así, ha valorado que primen en los empresarios más “el arraigo y el sentimiento de identidad”, y su aportación a que ésta sea una sociedad más cohesionada”.

Acerca de ProfesionalesHoy 13038 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy