La economía crece el 3,2 % en 2016 por el empuje de la demanda interna

Madrid, 2 mar (EFE).- El consumo y la inversión siguieron empujando el crecimiento de la economía en el cuarto trimestre de 2016, año que cerró con un alza del 3,2 % del PIB, tal y como ha confirmado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según los datos desagregados de la Contabilidad Nacional Trimestral, la economía creció el 0,7 % en tasa intertrimestral entre octubre y diciembre de 2016, manteniendo el ritmo de crecimiento del tercer trimestre del año pasado, que ya se situó una décima por debajo de la tasa contabilizada en los tres trimestres anteriores.

El INE, que ha confirmado hoy los datos que adelantó el pasado 30 de enero, observa una mayor contribución de la demanda externa (0,8 puntos) y menor de la demanda interna, aunque esta última sigue siendo el principal motor económico, ya que aportó al crecimiento de la actividad económica 2,2 puntos.

Al cierre del año, el PIB a precios corrientes se situó en 1.113.851 millones de euros, un 3,6 % superior al registrado al cierre de 2015.

Además, la variación anual del PIB en el cuarto trimestre del año pasado fue del 3 % frente al 3,2 % del tercer trimestre.

La demanda nacional siguió impulsando la economía en el cuarto trimestre del año, aunque moderó tres décimas su crecimiento (hasta el 2,2 %) por el menor empuje registrado tanto del consumo (dos décimas menos) como de la inversión (cuatro décimas menos).

Así, mientras el consumo de los hogares mantuvo su crecimiento en tasas similares (3 %), el de las Administraciones Públicas pasó de las ocho décimas de aumento registradas en el tercer trimestre a mantenerse sin variación en el cuarto.

En cuanto a la inversión, aunque la construcción aceleró tres décimas su crecimiento hasta el 1,9 %, la de los bienes de equipo se redujo casi a la mitad (2,7 %).

La contribución de la demanda externa en el cuarto trimestre fue de 0,8 puntos, una décima por encima del tercero, como consecuencia de un mayor incremento de las exportaciones respecto a las importaciones.

Así, las exportaciones aceleraron su ritmo de crecimiento del 2,9 % al 4,4 %, gracias a las ventas al exterior de bienes (cuya tasa aumenta dos puntos hasta el 3 %), de los servicios no turísticos (tres décimas más hasta el 6,8 %) y del gasto de no residentes (un punto más hasta el 9,3 %).

Las importaciones, por su parte, aumentaron 1,3 puntos su crecimiento, hasta el 2,3 %, por el incremento de las compras de bienes (0,4 % frente al descenso del trimestre anterior) y del gasto de residentes en el exterior (5,8 puntos más hasta el 22,8 %), y frente al menor alza de los servicios no turísticos.

Respecto al empleo, en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, creció el 0,4 % en el cuarto trimestre en tasa intertrimestral, cuatro décimas menos que en el período precedente, mientras que en términos anuales aumentó el 2,7 %, lo que supone la creación de 463.000 empleos en 2016.

La industria acelera su ritmo de creación de empleo hasta el 2,7 %, mientras que se modera en los servicios, y se mantiene en la agricultura y la construcción.

El análisis conjunto del crecimiento del PIB trimestral y los datos de empleo ocupado muestra que la tasa de variación anual de la productividad aparente por puesto de trabajo equivalente se mantiene en el 0,3 %.

La remuneración de los asalariados en el cuarto trimestre de 2016 se moderó del 3,1 % al 2,9 %, debido tanto al menor incremento del número de ocupados como de la remuneración media por asalariado.

De esta manera, el coste laboral unitario bajó el 0,2 %.

El deflactor implícito del PIB (que mide la evolución de los precios de la economía) registró un aumento del 0,6 %, cuatro décimas superior a la del tercer trimestre.

Acerca de ProfesionalesHoy 15360 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy