Cientos de transportistas sanitarios de Castilla y León reivindican una subida salarial

Valladolid, 4 mar (EFE).- Cientos de transportistas sanitarios de Castilla y León, unos 350 según fuentes policiales, se han manifestado hoy por las calles de Valladolid para reivindicar un nuevo convenio con la patronal que certifique una “subida real” en su salario y una mejora en sus condiciones laborales.

Desde las 11 de esta mañana, los trabajadores han ido llegando a cuentagotas hasta la céntrica Plaza Colón, donde momentos más tarde los secretarios autonómicos de servicios públicos de los sindicatos UGT y CC.OO han asegurado a los medios de información que este convenio se encuentra actualmente paralizado.

Entre sonidos de petardos y silbatos, el secretario regional de la Federación se Servicios a la Ciudadanía de CC.OO, Carlos López, ha informado de que la propuesta de la patronal para el convenio de este año “dista mucho” de lo “mínimamente exigible” por los trabajadores.

Esa oferta fija en un 0,7 por ciento la subida salarial para este 2017, algo “completamente irrisorio”, según ha manifestado el responsable del transporte sanitario en Castilla y León Juan Antonio Martínez, quien ha estipulado que los trabajadores han perdido un 21 por ciento de su salario en estos años.

Especialmente ha sido desde 2010, cuando vieron reducida su nómina en un 5 por ciento, “al igual que los trabajadores públicos”, con la diferencia de que estos transportistas sanitarios son empleados de empresas privadas que “han tenido beneficios”, ha lamentado el secretario de CC.OO.

El sueldo medio bruto de un transportista sanitario en Castilla y León se sitúa actualmente en unos 1.100 euros, ha explicado Martínez, quien ha subrayado que los trabajadores no están pidiendo “ser los que más ganan”, solo una subida que no los sitúe como los “penúltimos” que menos cobran en España por comunidades.

Entre canción y canción, los manifestantes han exhibido pancartas donde se podían leer lemas como “Por un salario digno y un servicio de calidad” o peticiones a la patronal con un claro “Desbloqueo ya de los convenios”, para el que pedían una “Subida real y no limosnas”.

En un recorrido que les ha llevado hasta las puertas de la Consejería de Sanidad, los manifestantes han ido gritando proclamas contra la Junta, a la que ha recriminado no haber cumplido con lo pactado.

Precisamente, en este aspecto ha incidido también la secretaria regional de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT, Carmen Ámez, quien ha criticado a la Junta por adjudicar las licitaciones a las empresas que “menos respetan los derechos de los trabajadores”, y a las empresas por “precarizar” los puestos de trabajo para obtener dichas licitaciones.

La Junta, ha dicho, “no vela para que este derecho esencial de los ciudadanos sea de calidad” en Castilla y León, y se escuda en el límite presupuestario y en que estas empresas son privadas para eludir responsabilidades, algo inadmisible”.

Asimismo, la líder sindical ha recriminado a la Junta “llenarse la boca” al decir que el sector del transporte sanitario es puntero en España y por otro lado mantiene esta situación “deplorable” de las condiciones laborales de sus trabajadores, algo “inadmisible”, ha concluido.

Acerca de ProfesionalesHoy 20519 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy