La Fed vuelve a subir los tipos y constata el fin del dinero barato en EE.UU.

Washington, 15 mar (EFE).- La Reserva Federal (Fed) cumplió con las expectativas al subir los tipos de interés en EEUU, el segundo ajuste monetario en los últimos tres meses y el primero con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca, con lo que reafirmó el buen comportamiento de la economía.

“El mensaje sencillo es que la economía se está comportando bien”, apuntó Janet Yellen, la presidenta del banco central estadounidense, en rueda de prensa tras la reunión de política monetaria.

Tal y como se esperaba, la Fed encareció hoy el precio del dinero en un cuarto de punto, hasta el rango de entre 0,75 % y 1 %, y remarcó los sólidos progresos de la economía estadounidense, con la tasa de desempleo cerca del pleno empleo y la inflación en torno a la meta anual del banco central del 2 %.

Yellen insistió en que se esperan dos ajustes monetarios adicionales a lo largo de 2017.

Se trata, además, de la tercera subida de tipos de interés en EEUU desde la aguda crisis financiera de 2008-09, cuando el banco central tuvo que rebajar el precio del dinero hasta prácticamente el 0 % para estimular la renqueante economía.

El anterior ajuste se produjo en diciembre pasado, y el primero un año antes, en diciembre de 2015.

“El mercado laboral ha continuado fortaleciéndose y la actividad económica continúa expandiéndose a un ritmo moderado”, señaló el comunicado del banco central.

Tras el encuentro de esta semana, la Fed presentó sus nuevas previsiones macroeconómicas, que apenas muestran cambios respecto a las divulgadas en diciembre.

Para este año prevé un crecimiento económico del 2,1 %, la misma tasa que para 2018; mientras que el desempleo cerrará el año en el 4,5 %, apenas dos décimas menos que la cifra actual del 4,7 %.

La inflación, por su lado, que en febrero aumentó un 0,1 %, con lo que la cifra interanual quedó en el 2,7 %, se espera que se mantenga contenida en un 1,9 % en 2017 y en el 2 % en 2018, en sintonía con el objetivo de la Fed del 2 % anual.

Yellen enmarcó esta decisión, que se saldó con 9 votos a favor y uno en contra, en el positivo panorama económico del país, y evitó comentar por ahora las propuestas económicas del presidente Donald Trump, que algunos economistas consideran que pueden forzar a acelerar el ritmo de ajuste.

De hecho, la presidenta de la Fed rechazó que el alza de tipos suponga “una respuesta preventiva ante futuros movimientos en la política fiscal”, y agregó que existe aún “una gran incertidumbre sobre la cadencia y volumen de estos cambios”.

Trump, quien está a punto de cumplir dos meses en la Casa Blanca, ha prometido un agresivo plan de estímulo fiscal a través de notables recortes de impuestos y un aumento del gasto público, aunque por el momento ha ofrecido pocos detalles al respecto.

Yellen sí que reconoció un “cambio obvio y notable en la confianza” por parte de los inversores, como reflejan los máximos históricos registrados por Wall Street en las últimas semanas.

Sin embargo, matizó que no ha visto “evidencia contundente de una modificación de las decisiones de gasto basadas en las expectativas de futuro” en línea con la agenda económica promovida por Trump.

Precisamente, Wall Street cerró la jornada con ganancias, y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subió un 0,54 %.

Los analistas interpretaron este alza como respuesta a un comunicado más cauteloso de lo esperado por parte de la Fed, dado el repunte inflacionario visto en los últimos meses, con la inflación en una tasa interanual del 2,7 %.

“Estoy un poco sorprendido (…) La inflación está subiendo, así que estaba pronosticando cuatro subidas de tipos para mantener a los mercados preparados”, dijo Dan North, economista jefe del asegurador de crédito Euler Hermes North America, en entrevista en la cadena Bloomberg.

La próxima reunión de la Fed está prevista para el 2 y 3 de mayo, aunque en esa ocasión no incluirá rueda de prensa de Yellen.

Acerca de ProfesionalesHoy 14907 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy