La UE registró 2.044 alertas de productos peligrosos en 2016, la mitad de China

Bruselas, 16 mar (EFE).- España lanzó un total de 108 alertas por juguetes considerados “peligrosos”, la categoría de productos que lidera un total de 2.044 alertas en toda la Unión Europea (UE) más de la mitad de ellos procedentes de China (53 %).

La comisaria de Justicia y Consumidores, Vera Jourová, celebró sin embargo que se haya producido un retroceso en el número de productos “peligrosos” que el “gigante asiático” envía al mercado comunitario, que ha pasado de un 62 % en 2015 al 53 % en 2016, fruto de “la cooperación con las autoridades chinas”.

Son datos del último informe sobre el Sistema Europeo de Alerta Rápida (RAPEX), un instrumento que busca el intercambio de información entre países y autoridades europeas para detectar productos peligrosos para el consumo.

En 2016, los juguetes fueron la categoría de mercancías más notificadas (26 %), seguidos por los vehículos de motor (18 %) y las prendas de vestir, los textiles y los artículos de moda (13 %), en una estadística que no incluye los productos alimentarios.

En el caso concreto de España, se produjeron 108 alertas por juguetes, 14 por vehículos de motor, 24 por aplicaciones eléctricas y 25 textiles.

Los productos peligrosos de origen europeo supusieron 468 notificaciones (23 %), 24 de ellas por productos españoles, mientras que 102 notificaciones (5 %) correspondían a Estados Unidos y 53 (2,6 %) a Turquía.

También se registraron 158 productos (8 %) de origen desconocido, precisa el informe de la CE.

Jourová también destacó que en este último año el Ejecutivo comunitario ha impulsado la cooperación con tres plataformas de venta en internet, Amazon, Ebay y Alibaba, “con el fin de eliminar los productos comercializados que van directamente al consumidor, lo que implica nuevos retos para la seguridad de los productos”.

“Queremos mejorar esta cooperación y extenderla a otras plataformas digitales, cada vez más gente compra productos en línea y es importante proteger a los consumidores en ese ámbito”, subrayó.

El total de las 2.044 alertas supuso 3.824 medidas de seguimiento, concretadas, entre otras acciones, en la retirada de productos, explicó la comisaria, lo que implica que “se duplica” el número de reacciones.

“Las autoridades nacionales siguen más de cerca las alertas y adoptan todas las medidas necesarias para que el mercado sea más seguro para los consumidores”, aseguró Jourová.

En cuanto a los productos retirados del mercado, la comisaria mencionó el teléfono Samsung Galaxy Note 7, debido a que algunas baterías defectuosas calentadas en exceso pueden arder o estallar, una alerta que fue lanzada en 15 países, entre ellos España, y que llevó a la compañía al cese de su producción.

La comisaria también mencionó un pez de juguete cuyas pequeñas piezas podían tragarse fácilmente los niños o un casco de hockey que mostró durante la presentación del informe y que, según explicó, “no protege suficientemente a los jugadores porque no tiene capacidad de absorción de choque”.

Jourová destacó además la mejora del sistema de alerta que ha incorporado “la actualización ‘online’ personalizada”, que permite compartir alertas a través de redes sociales.

La CE cofinancia cada año una serie de acciones para vigilar los productos que entran en el mercado comunitario, con un presupuesto de 2,5 millones y que cuenta con la colaboración de laboratorios especializados para comprobar la peligrosidad de los artículos, acciones que, a menudo, desembocan en notificaciones a este sistema de alerta.

Entre estos figuran juguetes para niños menores de 3 años, cunas, productos químicos en artículos de ropa, detectores de humo, fuegos artificiales o batidoras.

Acerca de ProfesionalesHoy 14079 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy