Trump adoptará medidas para combatir los “abusos” comerciales de otros países

Washington, 31 mar (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará hoy dos órdenes ejecutivas para combatir los “abusos” del comercio exterior que contribuyen a un déficit de 500.000 millones de dólares en la balanza comercial de su país.

Con la primera de las órdenes Trump encargará al Departamento de Comercio y a la Oficina del Representante de Comercio que elaboren un análisis de las causas del déficit comercial con cada uno de los principales socios comerciales estadounidenses.

El objetivo del análisis es “proveer razones a Trump país por país” para que luego este pueda tomar decisiones “metódicas y analíticas” con las que cumplir sus promesas comerciales, explicó a periodistas el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

“Estas acciones están diseñadas para que el mundo sepa que este es otro paso con en el que el presidente está cumpliendo su promesa de campaña” de combatir los abusos comerciales, agregó Ross.

Encabezando la lista de socios con los que Estados Unidos tiene un mayor déficit destaca China, seguida de lejos por Japón, Alemania y México.

El análisis servirá para conocer las razones del déficit con estos y otros países ya sea por razones inevitables como en el caso de los exportadores de petróleo o si responden a “abusos” como devaluaciones de moneda o la practica del “dumping” o competencia desleal.

La segunda orden que firmará Trump está dirigida precisamente a combatir el “dumping” y otorgará poderes a varias agencias del Ejecutivo para actuar contra esta práctica adoptadas por gobiernos y empresas extranjeras.

El director del Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca, Peter Navarro, anotó en ese mismo encuentro con periodistas que Estados Unidos no ha sido capaz de cobrar cerca de 2.800 millones en multas impuestas durante los últimos 15 años por competencia desleal.

Aunque China es responsable de cerca de la mitad del déficit comercial estadounidense, Ross y Navarro dijeron que el gigante asiático no es el objetivo de las medidas, sino que lo son los “abusos”.

Las medidas llegan además una semana antes de la visita del presidente chino a Estados Unidos, Xi Jinping, que pasará dos días con Trump en la mansión que el multimillonario tiene en Florida, Mar-a-Lago.

Trump auguró este jueves que la reunión con Xi será “muy difícil” e instó a las empresas estadounidenses a “buscar alternativas” porque el “déficit comercial masivo” tiene que terminar.

Acerca de ProfesionalesHoy 14859 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy