Trump ordena buscar a los “tramposos” en comercio para reavivar las manufacturas

Washington, 31 mar (EFE).- El presidente estadounidense, Donald Trump, firmó hoy dos ordenes ejecutivas que tienen como objetivo frenar las “violaciones” en las prácticas comerciales y dar con los “tramposos” que, en su opinión, han costado millones de trabajos manufactureros en Estados Unidos.

“(Estas ordenes) mandan un mensaje alto y claro y ponen las bases para la gran revitalización de la industria manufacturera estadounidense”, aseguró Trump, en una comparecencia en la Casa Blanca.

Trump ordenó al Departamento de Comercio realizar la que, aseguró, es la primera gran revisión de los intercambios comerciales de Estados Unidos con el mundo para destapar prácticas que perjudican a los trabajadores y fábricas estadounidenses.

“Nos han arrebatado los trabajos y la riqueza de nuestro país, año tras año, década tras década y déficit tras déficit”, aseguró el presidente.

La segunda orden ejecutiva firmada hoy por el mandatario obligará a pagar las tasas correspondientes a los “tramposos” importadores extranjeros, según los calificó Trump, que establecen precios por debajo del coste para atacar a los competidores estadounidenses en el mercado interno.

Trump, que estuvo acompañado del vicepresidente, Mike Pence, y de del secretario de Comercio, Wilbur Ross, aseguró que “los trabajadores manufactureros escucharon mi promesa de acción y soluciones” y eso es lo que estos decretos cumplen.

El mandatario, que durante la campaña atacó a la apertura comercial por destruir empleos en Estados Unidos y prometió políticas agresivas para proteger la economía estadounidense de la globalización, aseguró que una de las principales razones por las que fue elegido es el comercio.

“Durante la campaña, viaje por el país y visité ciudades y pueblos devastados por políticas comerciales injustas, probablemente el comercio es una de las razones por las que estoy hoy aquí. Nadie ha hecho tratados comerciales tan malos como los de nuestro país”, aseguró Trump.

La primera orden ejecutiva da 90 días al Departamento de Comercio para revisar prácticas comerciales “abusivas” de países que perjudican a Estados Unidos.

Una vez identificados esos países Trump prometió un conjunto de medidas “legítimas y adecuadas” que resuelvan esos desequilibrios.

El presidente estadounidense habló de prosperidad “arrebatada” y miles de fábricas “robadas” a los estadounidenses, mientras prometió que aquellos que “rompan las normas se enfrentarán a las consecuencias; duras consecuencias”.

Durante la campaña electoral, Trump había asegurado que renegociaría tratados comerciales que considera perjudiciales e impondría impuestos a empresas que externalizaran su producción a otros países.

La segunda orden ejecutiva se dedicará a recaudar todas las “tasas” a aquellos “importadores extranjeros que engañen” con técnicas como el “dumping” o de precios por debajo de coste para someter a la competencia en Estados Unidos a una presión tal, que puede hacer desaparecer sectores enteros.

La firma se da una semana antes de que el presidente chino, Xi Jinping, visite Estados Unidos para reunirse con Trump, quien ha dicho que tratará con el mandatario el problema del gran déficit que el país tiene con su principal socio comercial.

Las medidas anunciadas hoy son vistas como un mensaje a China, al que Trump también ha criticado por manipular su divisa, ya que el gigante asiático es el primer origen de las importaciones estadounidenses y el responsable del 70% de todo el déficit comercial estadounidense el año pasado.

Acerca de ProfesionalesHoy 15360 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy