Los expertos creen que condonar la deuda a las CCAA no genera buenos incentivos

Madrid, 2 abr (EFE).- Expertos en financiación consideran que la quita de deuda a las comunidades autónomas, planteada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no es una buena idea y sí un rescate que incentiva a las regiones a volver endeudarse en el futuro.

Así opinan, a título personal, el director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), Ángel de la Fuente, y el profesor de Economía de la Universidad de Zaragoza, Alain Cuenca, ambos miembros de la comisión de expertos nombrada por el Gobierno para diseñar un nuevo modelo de financiación autonómica.

Mientras, el economista menorquín y experto designado por Baleares en la comisión de financiación autonómica Guillem López Casanova piensa que la propuesta de Montoro es una solución cortoplacista “que compra tiempo”.

En una entrevista con Efe, el director de Fedea, Ángel de la Fuente, sostiene que desde el punto de vista técnico las quitas de deuda “no son una buena idea” ya que confirman a las comunidades la sensación, que ya tienen, de que si gastan más de la cuenta en algún momento alguien las va a rescatar y porque al Estado tampoco le sobran recursos para asumir esa carga.

No obstante, el director de Fedea entiende que puede haber otros factores a tener en cuenta que justifiquen algún tipo “condonación selectiva”.

“No es descartable”, dice, que se recurra a algún tipo de condonación -“espero que parcial”- como parte de un acuerdo político para poner en marcha el nuevo sistema.

Y hace hincapié en que a los técnicos “no les toca” pronunciarse sobre un posible acuerdo de esta naturaleza.

De momento y según De la Fuente, desde el Gobierno no se ha cursado ninguna notificación para que este tema se aborde en la comisión.

Si finalmente se cursa, el asunto se discutirá aunque para De la Fuente será difícil llegar a un acuerdo dada la diversidad de opiniones de los componentes de la comisión.

Si es difícil un acuerdo en una reunión de expertos “sin banderas”, más lo será cuando hay representantes de prácticamente todas las autonomías, señala.

En el mismo sentido y en una entrevista con Efe, el experto designado por Aragón, Alain Cuenca, señala que, en principio, una quita de la deuda a las comunidades no le parece bien por los efectos sobre el comportamiento futuro.

Pero, de hacerse, dice, tendría que ser tratando equitativamente a todas las comunidades: “Que no sea un premio a las malas gestoras”.

Cuenca no desvela cual sería, a su juicio, el criterio para ser equitativos, pero sí sabe “cuál no debería ser”.

En su opinión, el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) no puede ser un criterio porque no se ha repartido equitativamente y, de hecho, algunas comunidades ni siquiera se han adherido.

Cuenca insiste en que si se piensa en perdonar la deuda “tiene que haber una voluntad clara de acabar con el FLA para que las comunidades vuelvan a la disciplina del mercado”.

Mientras y también en una entrevista con Efe, el economista menorquín López Casanova reflexiona sobre la propuesta de quita.

López Casanova hace hincapié en que su reflexión es como analista de la Hacienda pública, y no como miembro de la comisión de expertos ya que este tema por el momento no se ha puesto sobre la mesa.

Para este economista, lo que está haciendo Montoro es “intentar no comprometer más ingresos corrientes a cambio de redimir supuestamente gasto financiero de las comunidades”.

En su opinión, “esto puede aparentar apetitoso, al liberar el coste de los intereses del FLA a las autonomías, al menos de su anotación contable, pero tiene otros efectos que conviene resaltar”.

Según López Casanova, “esto implica comprar una solución a corto plazo. Permite al Ejecutivo no comprometer muchos recursos en la nueva financiación a cambio de trasladar a gobiernos futuros el coste de la deuda”.

En definitiva, para este economista se trata de “comprar tiempo con el añadido de la discriminación que supone para las comunidades que no han hecho uso del FLA y que se pueden sentir agraviadas”.

Ya sobre la comisión de expertos, López Casanova sostiene que el principal escollo es para las comunidades con más capacidad y voluntad de autogobierno.

“No veo un café para todos. Y si es café para todos ya sabemos que nos lleva a la desafección y a la imposibilidad de encajar las situaciones catalanas y vascas” añade.

“Y si el sistema no resuelve esto, la contribución será muy escasa”, asegura.

López Casanova admite que para aportar algo positivo a la comisión nombrada por el Gobierno les tocará hacer “una ingeniería monumental” que no ve de momento en el horizonte.

Acerca de ProfesionalesHoy 14593 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy