Los presupuestos llegan al Congreso en busca del apoyo de la oposición

Madrid, 4 abr (EFE).- Los Presupuestos Generales del Estado de 2017 han llegado al Congreso con la incógnita de si el Gobierno podrá recabar el apoyo de los grupos de la oposición, especialmente del PNV, que le permitiría alcanzar los deseados 175 escaños que decantarían a su favor el primer envite del debate de totalidad.

Ciudadanos y Coalición Canaria ya han manifestado su respaldo a las cuentas elaboradas por el gabinete de Mariano Rajoy que se sumarán al probable apoyo de los partidos conservadores que concurrieron en las elecciones con el PP -Foro y UPN-, aunque los asturianos ya han dejado claro que ese respaldo aún no está cerrado.

Pero para salir airoso en la primera semana de mayo del debate de las enmiendas a la totalidad que presentarán por separado PSOE, Unidos Podemos, ERC y PDeCAT de momento, los negociadores del PP deberán emplearse para tratar de ganarse la confianza de los cinco diputados nacionalistas vascos.

Aunque Rajoy ya ha dado prácticamente por hecho que contará con los votos de los vascos, su portavoz, Aitor Esteban, le ha advertido hoy de que todavía no cuenta con ellos y que, desde luego, para obtenerlos no le ayudan afirmaciones con las del sábado, cuando dijo tener “ciento setenta y cinco votos y medio”.

“Rajoy es básicamente de letras porque en Euskadi cuando se hace la suma salen 170, no sé si y medio”, ha replicado Esteban, que ha asegurado que “queda todavía mucha tela por cortar”.

De quienes sí tiene un respaldo firme es de los 32 diputados de Cs, quienes han logrado sumar a las cuentas 4.000 millones de euros para medidas que, según ha presumido hoy su presidente, Albert Rivera, no van a cambiar España “en un cuarto de hora”, pero marcan un giro de cara al futuro en la gestión política y social.

Rivera ha pedido al PSOE que no se “esconda” en la negociación presupuestaria y que al menos, por responsabilidad, se abstengan para permitir que salgan adelante.

“Si te escondes, si te podemizas, dejas de ser un partido para gobernar España”, ha advertido a los socialistas, pero estos han dejado claro que no están por la labor.

El portavoz de la gestora, Mario Jiménez, ha expresado su “rechazo frontal” a las cuentas presentadas por el ministro Cristóbal Montoro por considerar que olvidan a quienes han pagado un alto precio durante la crisis.

Para la dirección socialista, solo por el “gasto ridículo” que prevén para políticas sociales no pueden apoyarlas y, de ahí, su enmienda a la totalidad.

El PSOE cree además que los ingresos no financieros previstos en los presupuestos están “sobrestimados” y cifra este desvío en unos 6.000 millones menos.

Aunque los socialistas ya han dicho que presentarán su veto a las cuentas individualmente, la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, les ha pedido hoy que recapaciten y consideren su propuesta de presentar una conjunta.

De este modo, quieren demostrar que hay una alternativa al proyecto de ley propuesto por el Gobierno que, para los de Pablo Iglesias, consolida los recortes y el “saqueo”.

También de recortes han hablado los nacionalistas catalanes, además de falta de inversiones para Cataluña. “Que nadie sufra, que no sufran los extremeños, los castellanos y andaluces: no habrá inversiones para Cataluña”, ha declarado su portavoz, Joan Tardá.

Para el PDeCAT, resulta evidente ya que el plan de inversiones anunciado por Rajoy era “simplemente una operación de maquillaje”, ha denunciado su portavoz de Economía, Ferrán Bel.

Además de los nacionalistas catalanes, han rechazado los presupuestos EH-Bildu, que ha criticado la falta de inversiones en políticas sociales, y Compromís, que ha anunciado un “no rotundo” a unos presupuestos que no cumplen con los valencianos y, sin embargo, “suben partidas como la Casa Real”, ha declarado Joan Baldoví.

Con su presentación hoy en el Congreso, las cuentas de 2017 inician una tramitación parlamentaria que continuará la semana del 25 al 27 con las comparecencias de los altos cargos del Gobierno ante la Comisión de Presupuestos para explicar las partidas de sus respectivos departamentos.

El 3 y 4 de mayo tendrá lugar el debate totalidad y, tres semanas después, la comisión aprobará su informe, que deberá validar entre el 29 de mayo y el 1 de junio el pleno para su remisión al Senado.

Tras su paso por la Cámara Alta, donde el PP cuenta con mayoría absoluta, los presupuestos regresarán al Congreso para su aprobación definitiva la última semana de junio.

Acerca de ProfesionalesHoy 14024 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy