Condenan a 2 acusados por la liquidación de Eurobank a penas de hasta 2 años cárcel

Madrid, 10 abr (EFE).- La Audiencia Nacional ha condenado a dos de los acusados por la liquidación de Eurobank del Mediterráneo a penas de hasta dos años de cárcel al considerarlos culpables de un delito continuado de administración desleal en la entidad, que quebró en 2003.

La sección segunda de la Sala de lo Penal, que les obliga a indemnizar a los accionistas con 5,1 millones de euros, absuelve a otros once acusados, en tanto que destaca que el expresidente de Eurobank, Eduardo de Pascual, no ha podido ser juzgado al encontrarse en situación de rebeldía.

En una sentencia conocida hoy, los magistrados apuntan a De Pascual como autor de un delito en el que también intervinieron su socia, María Vaqué Molás, y el gestor de una de las mutuas implicadas en la sustracción de activos de la entidad, Manuel Vicente Fernández Nieto, condenados a penas de entre dos años y tres meses, y un año, un mes y quince días, respectivamente.

Los hechos se remontan a 2003, cuando el Banco de España intervino Eurobank después de que su entonces presidente comunicara su propósito de renunciar a la licencia bancaria.

Un mes más tarde, un juzgado de Madrid declaró la suspensión de pagos, una quiebra por la que la Fiscalía Anticorrupción, 53 acusaciones particulares y una asociación de socios interpusieron acciones legales contra 14 personas por varios delitos.

Ahora la sala sólo aprecia acreditada la administración desleal para Vaqué, que deberá indemnizar a los accionistas con una cuantía adicional de 4,3 millones de euros, y Fernández por haber colaborado con De Pascual en la constitución de un grupo de sociedades patrimoniales.

Un hecho que, según matizan, no alcanza relevancia penal más allá de los abusos que cometieron en el ejercicio de sus funciones como administradores de hecho o de derecho y con los que “han provocado un perjuicio al banco y a sus accionistas”.

Al respecto, explica la sentencia que sólo ambos pudieron ser cooperadores necesarios ya que el resto carecía de la capacidad de “disponer de forma fraudulenta de bienes de la sociedad y de contraer obligaciones” a cargo de ésta.

Una exposición que coincide con la de varios de los acusados, que el pasado mes de septiembre apuntaron a De Pascual, quien ya pasó 14 meses en la cárcel por su implicación en la causa de los ERE fraudulentos a través de la consultora Vitalia y que actualmente está en busca y captura.

Los magistrados no consideran probado que los acusados integraran una asociación ilícita concertada para delinquir, como sostenía el fiscal del caso, Carlos Alba, que en sus conclusiones también les atribuía estafa en grado de tentativa e insolvencia punible.

La Fiscalía apreciaba en su escrito un entramado societario que, desde 1995, realizó una serie de operaciones y actuaciones que implicaban la despatrimonialización de Eurobank con el objetivo de obtener un “fraudulento enriquecimiento personal”.

Especialmente a partir de 1999, cuando De Pascual, Vaqué y Fernández pactaron que el banco iba a adquirir unos terrenos y a transmitir participaciones a filiales de las mutuas que procuraron al presidente de la entidad “importantes cantidades”, acuerda la ahora la sentencia.

Las acusaciones particulares añadieron al elenco de cargos un presunto delito relativo al mercado y a los consumidores así como blanqueo de capitales, todos ellos rechazados por la sala, que aplica como atenuante las dilaciones indebidas después de que el juicio se celebrase casi 13 años después del inicio de la causa.

Acerca de ProfesionalesHoy 13038 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy