Toshiba planea vender su deficitario negocio doméstico de televisores

Tokio, 10 abr (EFECOM).- Toshiba planea vender su deficitario negocio doméstico de televisores como parte de sus medidas para solucionar la difícil situación financiera que atraviesa, según informaron hoy fuentes cercanas a la compañía a la agencia local Kyodo.

El gigante nipón de electrónica e infraestructura, que trata de recuperarse de unas pérdidas multimillonarias relacionadas con su rama nuclear estadounidense, está interesado en vender su unidad de televisores a compañías turcas y chinas, revelaron las fuentes.

Con la venta de esta unidad doméstica Toshiba abandonaría por completo la fabricación de televisores, tras la venta hace dos años de sus plantas en el extranjero.

La compañía japonesa espera avanzar en las negociaciones abiertas con varios compradores potenciales para lograr que se mantengan las operaciones de la planta y los empleados de su planta de Aomori, en la que actualmente produce unos 600.000 televisores al año de su marca Regza, según detalló Kyodo.

Estas últimas informaciones tuvieron una buena acogida entre los inversores de la Bolsa de Tokio, donde a las 13:50 hora local (4:50 GMT) las acciones de Toshiba subían un 7,22 %.

Toshiba registró unas pérdidas netas de 10.500 millones de yenes (89 millones de euros) en su negocio de televisiones entre abril y junio de 2016 (primer semestre del año fiscal japonés).

La compañía comenzó a revisar su negocio de televisores y vender sus plantas extranjeras en 2015 como parte de una reestructuración acometida tras destaparse en julio de ese año un escándalo contable en el que la empresa infló sus cuentas durante 7 años.

Toshiba trata ahora de acelerar la venta de sus negocios deficitarios para compensar las pérdidas relacionadas con su unidad nuclear en Estados Unidos, Westinghouse Electric, que se declaró en quiebra a finales de marzo.

Los problemas de Westinghouse derivan de la adquisición a finales de 2015 de CB&I Stone & Webster, en su momento de Chicago Bridge & Iron, con quien Toshiba mantiene un contencioso por sus tasaciones de los activos y negocios de la constructora de plantas atómicas.

Los problemas del negocio nuclear de Toshiba provocaron la dimisión de su presidente Shigenori Shiga y tendrán un peso notable en las cuentas de la compañía, que prevé un déficit neto para el ejercicio nipón -que finalizó el 31 de marzo- de hasta 1,01 billones de yenes (8.562 millones de euros).

Acerca de ProfesionalesHoy 15833 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy