La destrucción de empleo deja en la inactividad a 52.600 personas hasta marzo

Madrid, 27 abr (EFE).- El número de ocupados se redujo en 69.800 personas durante el primer trimestre del año, si bien la mayor parte de ellos, 52.600 personas, decidieron no buscar trabajo y salieron de la población activa, cuya tasa (58,78 %) se encuentra en niveles no registrados desde 2006.

Por su parte, el número de desempleados aumentó en 17.200 personas, hasta los 4.255.000, y la tasa de paro se elevó 12 centésimas, hasta situarse en el 18,75 % de la población activa, según los datos que arroja hoy la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El mercado laboral cuenta con una población activa que se ha ido reduciendo trimestre a trimestre en los últimos cinco años hasta situarse en 22.693.300 personas, de las que 18.438.300 están ocupadas.

El ministro de Economía, Luis De Guindos, ha reconocido hoy que los datos brutos que arroja la EPA “no son buenos”, porque se trata de un trimestre marcado por la estacionalidad, factor que, una vez descontado, muestra que la economía española sigue creciendo de “forma intensa”.

En términos interanuales, el desempleo se redujo en 536.400 personas en el último año, si bien el empleo se incrementó sólo en 408.700 personas, debido a que la población activa disminuyó en 127.700 personas.

En los tres primeros meses del año, el empleo aumentó entre los más jóvenes y los más mayores, concentrando su reducción entre la población de 25 a 50 años.

En función del sexo, la caída de la ocupación se produjo más entre las mujeres (46.500) que entre los hombres (23.400) y, principalmente, en los trabajadores de nacionalidad española.

Por sectores, el empleo disminuyó principalmente en los servicios (94.700 personas), que sumado a la industria (8.200) compensaron los incrementos de ocupación de la agricultura (31.000 más) y la construcción (2.100).

El empleo a tiempo completo disminuyó en 111.100 personas, mientras que el de tiempo parcial aumentó en 41.300, dejando la tasa de parcialidad en el 15,59 %.

El número de autónomos bajó en 23.800 personas y el de asalariados, en 44.600 personas, gracias al descenso de los contratados temporales (122.600 personas) que compensó el incremento de los indefinidos (78.000), reduciéndose así la tasa de temporalidad (25,75 %).

El empleo en el sector privado disminuyó en 57.600 personas y el empleo público, en 12.300 personas.

Los mayores incrementos de ocupación se dieron en Andalucía (63.100 trabajadores), en tanto que los mayores descensos del empleo se registraron en la Comunidad Valenciana (29.300), Baleares (22.100) y Canarias (16.600).

Respecto al paro, en los tres primeros meses del año aumentó en todos los sectores, pero principalmente en los servicios (104.800 desempleados), mientras que se redujo entre los desempleados de larga duración (75.800) y los que buscan su primer empleo (25.200).

En función del sexo, el incremento del paro fue generado por las mujeres (21.700 desempleadas más); por edad, sólo se dio el tramo de 25-54 años; y por nacionalidad, fue absorbido por los extranjeros, con 28.600 parados más.

Por regiones, los mayores descensos del número de parados durante el primer trimestre se dieron en Andalucía (47.900), Madrid (15.000) y País Vasco (5.800), mientras que los mayores incrementos se registraron en Cataluña (18.200), Baleares (16.700) y Galicia (12.900).

Estos datos han sido criticados por las organizaciones sindicales, que consideran que la continua reducción de la población activa demuestra que el mercado laboral se encoge y que su recuperación es “un espejismo”.

Así, CCOO ha señalado que “el paro no aumenta más porque miles de personas se han retirado del mercado de trabajo”, en tanto que UGT ha indicado que la mejora interanual de la ocupación se concentra en el empleo temporal, con mayores tasas de temporalidad y de parcialidad involuntaria, lo que supone precariedad laboral y desigualdad.

No obstante, la patronal ha valorado el ritmo interanual de creación de empleo, sobre todo en el sector privado, si bien ha considerado que la tasa de paro es “todavía elevada” y ha pedido más reformas de apoyo a las empresas y de “adecuación de los costes laborales a la realidad de los sectores y empresas”.

Acerca de ProfesionalesHoy 14543 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy