El Gobierno griego ve positivo el acuerdo con los acreedores y la oposición habla de rendición

Atenas, 2 may (EFE).- El Gobierno griego afirmó hoy que el acuerdo alcanzado esta madrugada con sus acreedores, que pone las bases para el cierre de la segunda evaluación del programa de rescate, es equilibrado y sostenible, mientras que la oposición lo calificó de capitulación.

El portavoz del Gobierno, Dimitris Tsanakópulos, aseveró en su rueda de prensa semanal que “el acuerdo técnico es equilibrado y sostenible” y que a pesar de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) exigía al inicio de la negociación medidas de austeridad adicionales por valor de 4.500 millones de euros, “el Gobierno consiguió un acuerdo que tiene un impacto financiero neutro”.

El portavoz añadió que ahora el objetivo es alcanzar un acuerdo sobre las medidas de alivio de la deuda a medio plazo, lo que consideró “factible”.

“Todas las partes coinciden en que el acuerdo concluirá cuando se precisen las medidas de alivio de la deuda a medio plazo”, comentó Tsanakópulos a raíz de la reacción del ministerio de Finanzas alemán, que destacó que aún no hay acuerdo sobre el superávit primario de los años posteriores al final de programa de rescate.

“Habrá un periodo de 20 días de trabajo intensivo. Mi estimación es que habrá un acuerdo tan genérico que no cree problemas a Alemania, que tiene elecciones en septiembre, y tan específico que permita al FMI considerar la deuda sostenible y participar en el programa”, afirmó Tsanakópulos.

El portavoz añadió que el Gobierno estará satisfecho “si las medidas de alivio de la deuda acordadas permiten al FMI considerar la deuda sostenible, lo que permitirá incluir los bonos de Estado griegos en el programa de alivio cuantitativo (QE) del Banco Central Europeo (BCE)”.

Las medidas acordadas entre el Gobierno y las instituciones acreedoras del país serán introducidas al Parlamento la próxima semana, según explicó Tsanakópulos, y adoptadas por el Parlamento inmediatamente tras la vuelta de Tsipras de su viaje a China, el 16 de mayo.

Tsanakópulos anunció además que las contramedidas sociales, de valor igual las medidas de recortes de 1 % del producto interior bruto (PIB) en 2019 y de otro 1 % en 2020, será presentadas de forma que permita votarlas a los partidos de oposición que lo quieran.

“El Gobierno trae un cuarto memorando sin financiación, con nuevas medidas de austeridad y con altos objetivos de superávit primario para muchos años”, dijo Kyriakos Mitsotakis, líder de la fuerza mayor de oposición, la conservadora Nueva Democracia (ND), que ha adelantado que no refrendará ninguna de las medidas incluidas en la segunda revisión del programa de asistencia financiera.

Mitsotakis recalcó que las contramedidas sociales serán aplicadas solo si se sobrepasa el objetivo de superávit primario del 3,5 % del PIB y añadió que el Gobierno no recibió “ninguna garantía de alivio de la deuda y la inclusión (de los bonos de Estado griegos) en programa de alivio cuantitativo del BCE”.

El líder de Nueva Democracia ironizó con que “los que restablecerían la decimotercera paga a los jubilados les cortan la duodécima”, en referencia al nuevo recorte de pensiones previsto para 2019.

“Durante meses… pretendían negociar y hundían el país en la recesión. Y finalmente capitularon”, destacó Fofi Yenimatá, líder del socialdemócrata Pasok, un comentario similar al que hicieron los dos pequeños partidos centristas, el partido comunista y el neonazi Amanecer Dorado.

Acerca de ProfesionalesHoy 15833 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy