El freno de las importaciones chinas refuerza las dudas sobre su demanda interna

Pekín, 8 may (EFE).- La ralentización de las importaciones chinas en abril reforzó hoy las dudas sobre la fortaleza de la demanda interna del país asiático, eje del cambio de modelo económico que persigue el Gobierno, y mantiene las previsiones poco optimistas para este año.

Las importaciones del país asiático contabilizadas en yuanes aumentaron un 18,6 %, según los datos de la Administración General de Aduanas de China, mientras que en dólares el avance fue menor, de un 11,9 %.

Ni las importaciones ni las exportaciones, que crecieron un 14,3 %, cumplieron con las previsiones de los analistas, aunque estas últimas al menos mejoraron el incremento registrado en enero y febrero (10,7 %).

“El panorama general es que la demanda exterior aún parece fuerte”, asegura el analista de Capital Economics Julian Evans-Pritchard, que espera que se mantenga el crecimiento “teniendo en cuenta las perspectivas relativamente buenas para la economía global” en 2017.

Sin embargo, la evidente ralentización del crecimiento de las importaciones aviva la percepción de una demanda doméstica que se está enfriando: pasaron del 34,1 % de enero y febrero al 26,3 % de marzo, y de ahí, al 18,6 % registrado en abril, una tendencia que podría continuar, según los expertos.

Evans-Pritchard apunta una de las principales razones: “el empuje al crecimiento de las importaciones debido al aumento de sus precios está empezando a desvanecerse”.

De hecho, advierte de “las políticas más restrictivas” y “la bajada de los precios de las materias primas”, que serán factores que “lastrarán aún más la demanda doméstica en los próximos trimestres”, por lo que el crecimiento de las importaciones seguirá “afrontando dificultades”.

En líneas generales, las cifras oficiales revelan que el comercio exterior chino se mantuvo fuerte en abril, mes en el que aumentó un 16,2 % hasta alcanzar un volumen total de 2,22 billones de yuanes (296.000 millones de euros, 322.000 millones de dólares).

Con estas cifras, China registró un superávit comercial de 262.300 millones de yuanes (35.000 millones de euros, 38.000 millones de dólares).

Las importaciones alcanzaron 979.100 millones de yuanes (129.188 millones de euros, 141.648 millones de dólares), menos que las exportaciones, que se situaron en 1,24 billones de yuanes (163.638 millones de euros, 179.418 millones de dólares).

En el acumulado desde enero, el volumen de comercio exterior de China creció un 20,3 % comparado con los cuatro primeros meses de 2016, y se situó en 8,42 billones de yuanes (1,11 billones de euros, 1,22 billones de dólares).

En este período, se registraron exportaciones por valor de 4,57 billones de yuanes (603.030 millones de euros, 661.199 millones de dólares), e importaciones por importe de 3,85 billones de yuanes (508.023 millones de euros, 556.984 millones de dólares).

El superávit comercial de estos cuatro meses se situó en 715.000 millones de yuanes (94.401 millones de euros, 103.448 millones de dólares), un 26,2 % interanual menos, pese a la ligera subida registrada en abril del 0,6 %.

Los datos desglosados muestran que el comercio de las compañías privadas creció un 21,7 % interanual hasta situarse en 3,17 billones de yuanes (418.532 millones de euros, 458.685 millones de euros) y, al igual que en marzo, esto supuso un ligero ascenso de 0,4 puntos porcentuales en su peso sobre el comercio total en el extranjero de China, en el que alcanzaron un 37,6 %.

Por su parte, las empresas estatales, que representan un 17,5 % del comercio exterior total, registraron transacciones por importe de 1,47 billones de yuanes (193.780 millones de euros, 212.865 millones de dólares), cifra un 34,1 % superior a la de los cuatro primeros meses de 2016.

Destaca también el avance del comercio con los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean), que aumentó un 24,2 % entre enero y abril hasta 1,06 billones de yuanes (139.874 millones de euros, 153.377 millones de dólares).

China también aumentó sus intercambios con sus dos mayores socios comerciales respecto al mismo período del año pasado: la Unión Europea registró 1,24 billones de yuanes (163.627 millones de euros, 179.398 millones de dólares) en comercio con el país asiático, un 15,5 % más respecto a los cuatro primeros meses de 2016.

Por su parte, el comercio con Estados Unidos creció un 20,3 % hasta 1,18 billones de yuanes (155.685 millones de euros, 170.717 millones de dólares).

Acerca de ProfesionalesHoy 13563 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy