El BCE retirará los estímulos si sube la inflación aunque los países no estén listos

Bruselas, 10 may (EFE).- El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo hoy que la política de estímulos monetarios de la institución terminará cuando cumpla sus objetivos en términos de inflación, aunque algunos países no estén preparados para el aumento de tipos de interés que ello provocará.

Durante una comparecencia en la comisión de Finanzas del Parlamento holandés, Draghi subrayó que aún es necesario mantener el “nivel sustancial” de su política monetaria acomodaticia para impulsar la inflación.

El presidente del BCE precisó que la institución pondrá fin a su programa de expansión monetaria “en línea con la mejora de la economía” y, en particular, cuando la inflación converja hacia su objetivo.

Este consiste en que la tasa se sitúe en cotas cercanas pero inferiores al 2 % de forma duradera y sostenible a medio plazo en toda la eurozona.

Preguntado por cuál sería el efecto del fin de este programa sobre los tipos de interés en países como España, Italia o Portugal, frente a otros como Alemania u Holanda, Draghi afirmó que “los tipos de interés empezarán a subir”, pero que “no es tarea del BCE preparar los países para estos eventos”.

“Nuestra tarea es buscar la estabilidad de precios independientemente de cuál sea el estado de preparación de estos países”, dijo Draghi.

“Está claro que tienen tiempo para consolidar sus finanzas, llevar a cabo las necesarias reformas estructurales y luego veremos qué pasa cuando tengamos que salir (del programa), pero a la hora de analizar nuestra estrategia para el futuro solo tenemos en mente una cosa: la estabilidad de precios”, insistió Draghi.

El presidente del BCE aseguró que “aún es pronto para declarar un éxito” la subida de precios y reiteró que la inflación subyacente sigue siendo moderada en la zona del euro.

Fráncfort insiste así en mantener por ahora los estímulos pese a que Draghi reconoció que la recuperación económica “es cada vez más sólida” y que han disminuido algunos de los riesgos del exterior.

“El riesgo de proteccionismo ha amainado, así como el de un peor comportamiento de las economías emergentes. Ahora vemos que el crecimiento mundial es más fuerte de lo previsto y que el balance de riesgos para el crecimiento ha mejorado”, dijo.

El BCE indicó a finales de abril que no subirá los tipos de interés en la zona del euro antes de finalizar las compras de deuda.

Ante el Parlamento holandés, Draghi defendió que la política expansiva del BCE era “absolutamente necesaria” cuando se adoptó en 2013, que ha tenido beneficios sobre el crecimiento y el empleo y que sus efectos negativos han sido “limitados”.

En este sentido, reconoció que los efectos sobre las pensiones -tema que preocupa especialmente en Holanda- el impacto “no ha sido positivo” a corto plazo, pero que hay que evaluar su efecto a largo plazo.

El presidente del BCE insistió en que, de cara al futuro, los países deben aplicar reformas estructurales y políticas fiscales prudentes, mientras que a nivel europeo debe completarse la unión bancaria creando un sistema común de depósitos, todo ello de cara a mejorar la preparación frente a tiempos difíciles.

Acerca de ProfesionalesHoy 13543 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy